Navarra, territorio innovador frente a la pandemia

La Comunidad Foral está trabajando activamente en estructuras de innovación a través del Sistema Navarro de I+D+i (SINAI) en distintas acciones. Navarra aporta 2,6 veces más a su Plan de Choque a la I+D que el resto del Estado a su propio plan y, además, pone en marcha la Compra Pública de Innovación como herramienta para dotar de mayor eficacia a la administración a la vez que se dinamiza la innovación empresarial.

A principios de este año, antes de la irrupción de la pandemia del Covid-19, el Gobierno de Navarra ya tenía pevisto desplegar el Sistema Navarro de I+D+i (SINAI), con el objetivo de coordinarlo y orientarlo hacia la excelencia, así como fomentar las relaciones entre I+D Pública e I+D privada. El Ejecutivo foral desarrolló durante este año 2020 ese sistema en el contexto de la Ley Foral de Ciencia y Tecnología aprobada en 2018, que establece el marco para el fomento de la ciencia, la tecnología, la investigación y la innovación en Navarra.

Pese a las dudas propiciadas por la pandemia, finalmente ésta no lo ha echado al traste, sino que ha 'ayudado' a incentivarlo aún más. Esta norma recoge la creación del Registro de Agentes SINAI, que pueden constituirse como sus agentes de ejecución en las universidades, centros de investigación, institutos de investigación sanitaria, centros tecnológicos, unidades de I+D+i empresarial, entidades singulares y coordinadores de agentes de ejecución.

Los registrados como agentes pueden participar en programas y convocatorias de ayudas específicas a las que anteriormente no tenían acceso, hacer uso de las infraestructuras de investigación de todos los agentes del sistema en condiciones preferentes, y entrar en los programas de atracción de talento internacional gestionados por la Administración de la Comunidad Foral, entre otros derechos.

Para beneficiarse de estas ventajas, las universidades, centros de investigación, institutos de investigación sanitaria y centros tecnológicos que quieran registrarse en el SINAI deben contar con personal investigador doctorado en plantilla (con una presencia equilibrada de mujeres y hombres), y participar en proyectos de I+D+i, también de ámbito internacional.

Así, el Gobierno de Navarra regula también la figura de las Unidades de I+D+i Empresarial (UIE), una herramienta puesta en marcha para potenciar la innovación dentro del sector empresarial. Con esta figura se pretende potenciar la innovación dentro del sector privado y permitir a las empresas participar en el ecosistema de I+D+i de la Comunidad Foral.

En su apuesta por la innovación, el Gobierno de Navarra pretende que el Sistema Navarro de I+D+i (SINAI) acoja a las empresas como Agentes de Ejecución del Sistema.

Tecnología para la seguridad

Tecnología para la seguridad

En el marco de la pandemia del Covid-19 y desde los primeros momentos de su irrupción, el Gobierno de Navarra fue tomando medidas excepcionales, canalizando las iniciativas tecnológicas ciudadanas, por ejemplo, para que las pantallas faciales fabricadas para personal sanitario expuesto al coronavirus fueran utilizadas con seguridad. Esta iniciativa se refiere a impresión 3D de pantallas para Equipos de Protección Individual (EPI), y su finalidad pasaba por unificar criterios de producción, desinfección y uso.

Ya el pasado mes de marzo, el Gobierno de Navarra canalizó las iniciativas sociales de empresas y voluntarios con capacidad de impresión aditiva (impresión 3D) para conseguir pantallas protectoras destinadas al personal sanitario más expuesto al coronavirus, con el fin de unificar criterios de producción, desinfección y uso.

Para lograrlo, designó al Centro Tecnológico NAITEC como coordinador de los procesos de diseño y fabricación, que cuenta con amplia experiencia en impresión 3D de materiales sanitarios.

NAITEC fue el primer centro tecnológico en utilizar la impresión como proceso de fabricación y en concreto la impresión funcional y electrónica, tanto en salud como automoción, mecatrónica, aeronáutica... Sigue a la cabeza ya que continúa investigando y aplicando nuevas tecnologías digitales de impresión. En cuanto a infraestructuras en este campo cuenta con una planta piloto R2R de fabricación pre-industrial. Destaca el simulador de carretera, que simula los diferentes tipos de carretera que un vehículo se puede encontrar a lo largo de su vida y se hacen ensayos acelerados para determinar la vida útil de los componentes y sistemas que tiene el vehículo.

La iniciativa se puso en marcha en colaboración con el Colegio Oficial de Enfermería de Navarra, el Colegio Oficial de Médicos de Navarra, el Colegio de Oficial de Ingenieros Industriales de Navarra, empresas, colectivos y particulares.

Por su parte, el Departamento de Salud definió los criterios funcionales y de bioseguridad y validó un único modelo, el denominado Modelo Pantalla Navarra. Asimismo, el centro tecnológico Naitec tiene la misión de coordinar las iniciativas de producción de las pantallas homologadas por el Departamento de Salud.

La distribución de estas pantallas para su uso sanitario se realizó como una actividad excepcional y controlada, centralizada en el Departamento de Salud. Una vez fabricadas, fueron a parar a la Policía Foral, DYA Navarra y Cruz Roja Navarra, que las trasladó a las dependencias de la Policía Municipal de Pamplona/Iruña, donde se sometieron a un proceso de desinfección con ozono por parte de la ONG SAR Navarra (Salvamento, Ayuda y Rescate).

Este proceso de desinfección aseguró que las pantallas fueran utilizadas con total garantía por los profesionales sanitarios, lo cual se podía verificar por el precinto de los paquetes validados. Finalmente, y siguiendo las indicaciones del Departamento de Salud, los equipos de Policía Municipal trasladaron y depositaron las pantallas preparadas en aquellos centros sanitarios que Salud determinó, siguiendo criterios de equidad y necesidad.

Dentro de esta iniciativa cabe destacar, especialmente, el movimiento de Ayuda Makers Navarra, con 400 personas voluntarias y 600 impresoras 3D. También prstaron su apoyo entidades y empresas como Volkswagen Navarra, Dinabide, 3DBide, TRW, Estampaciones Mayo, DasNano, Joycar, Magotteaux, Lamapor, Biyok Ingenieros o Lizarte, entre otras.

Investigación frente al virus

El Gobierno Navarro ha concedido 1,1 millones para financiar ocho proyectos de investigación sobre el COVID-19 para ello ha aumentado el presupuesto en 400.000 euros para estas iniciativas -desde los 700.000 iniciales-, que han recibido la valoración positiva del Instituto de Salud Carlos III, aunque no financiación por parte de este organismo.

Investigación frente al virus

Los ocho proyectos son:

  • Diseño de inmunógenos optimizados para la vacunación frente a SARS-CoV-2, de Navarrabiomed.
  • Identificación de regiones inmunogénicas en las proteínas del SARS-CoV-2 para el desarrollo de vacunas basadas en péptidos, del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) presentado a través de la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA).
  • Ayuda a la gestión de recursos sanitarios, de la Universidad Pública de Navarra.
  • FeNO-COV, de Navarrabiomed.
  • Desarrollo y aplicación de protectores permanente multisuperficie con acción desinfectante frente al SARS-CoV-2, del Centro Tecnológico Lurederra.
  • Inmunoterapia adoptiva con linfocitos t específicos SARS-CoV-2, del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA).
  • Predicción de complicaciones adversas de COVID-19 y el beneficio de las terapias inmunomoduladoras basadas en la presencia de hemotopoyesis clonal, del CIMA.
  • Ensayo clínico con el fármaco anikinra autorizado en España, del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) y Navarrabiomed.

El objetivo de la convocatoria del Ejecutivo Foral, denominada Fondo COVI+D Navarra, es fomentar la innovación navarra y su proyección estatal. También posibilita la incorporación de talento científico, ya que estas ayudas incluyen gastos de contratación de personal, e igualmente implican generar una innovación tecnológica y social que resuelva los problemas de los usuarios finales, los pacientes, al involucrarlos en los procesos.

Además, se persigue fomentar el desarrollo industrial y tecnológico de Navarra, ya que muchos proyectos son susceptibles de generar un conocimiento transferible a la sociedad en forma de nuevos productos o servicios. También mejora el posicionamiento de la Comunidad Foral en materia de competitividad tecnológica, al permitir la compra de equipamientos e infraestructuras.

La convocatoria, similar a las desarrolladas en Cantabria, Cataluña o Castilla y León, es de las que cuenta con mayor cantidad de fondos per cápita entre las comunidades autónomas. De los más de 1.000 proyectos presentados a la convocatoria estatal, 25 han sido liderados por centros tecnológicos y de investigación navarros, como la UPNA, Navarrabiomed, IdiSNA, CIMA, Centro Tecnológico Lurederra o NAITEC, y por diferentes empresas navarras.

Todo esto pone de manifiesto la implicación del Sistema Navarro de I+D+i (SINAI) en la lucha contra la pandemia. Dos de los proyectos presentados por Navarra han sido financiados por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

Se trata de una investigación sobre Plataformas de desarrollo de vacunas bioseguras contra SARS-CoV-2, liderado por David Escors Murugarren, del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdISNA), y de un estudio sobre Infección, hospitalización, ingreso en UCI y fallecimiento por SARS-CoV-2 en una cohorte poblacional, propuesto por Jesús Castilla, del Grupo de Enfermedades infecciosas y vacunas del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN).

Mediante la iniciativa Desarrollo y aplicación de protectores permanentes multisuperficies con acción desinfectante frente a SARS-CoV-2, del Centro Tecnológico Lurederra, se pretende estudiar si los recubrimientos nanotecnológicos de los que dispone Lurederra también actúan frente a SARS-CoV-2. Esta propuesta permitirá contar con tres tipologías de recubrimientos que se podrían aplicar de forma sencilla sobre distintos materiales y crearían superficies antiadherentes capaces de frenar la transmisión del virus SARS-CoV-2.

De esta forma, se conseguiría una desinfección duradera en materiales de construcción, metal o textil, evitando así los contagios producidos por esas vías de contacto. Además, permitirá la contratación de personal de alta cualificación y fomentará colaboraciones externas con empresas o grupos de laboratorios internacionales.

Por otra parte, el proyecto Inmunoterapia adoptiva con linfocitos y específicos SARS-CoV-2 ha sido presentado a través del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA). Persigue disponer de un tratamiento que, al ser administrado a pacientes con neumonía grave causada por el virus, genere efectos clínicos beneficiosos a corto plazo y posibilite combatir la enfermedad con garantías de éxito vital.

Este es uno de los proyectos que permitirá, además de desarrollar sus propios objetivos, mejorar el posicionamiento navarro en materia de competitividad tecnológica, ya que posibilitará incorporar en el sistema navarro de innovación un equipo singular de alta tecnología de procesado y selección de diferentes tipos de células, apto para el uso clínico, con el que se pretende fabricar células inmunes especialmente condicionadas para luchar contra el virus.

La propuesta ‘FeNO-COV’, de Navarrabiomed, plantea un método indoloro y no invasivo para medir la inflamación del aparato respiratorio de las y los pacientes. Eversens, spin-off de la Universidad Pública de Navarra, ha sido una de las tres start-up españolas seleccionadas en la categoría Covid-19 para el programa Headstart del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología de la Salud (EIT Health), cuya finalidad es acelerar el desarrollo de soluciones innovadoras. Eversens ha creado la tecnología evernoa, que permite medir un biomarcador en aire exhalado, y lo ha adaptado para poder controlar la inflamación de la vía aérea causada por la COVID-19.

Se contemplan colaboraciones externas para crear una base de datos y análisis bioestadístico, además de la compra de dos equipos de medida que cumplan los requisitos de distancia mínima de 2 metros con el objetivo de minimizar los riesgos de los participantes en el estudio.

Vacunas contra el SARS-COV-2

Vacunas contra el SARS-COV-2

Dos de los proyectos seleccionados trabajarán en mejorar y desarrollar una vacuna contra el SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad por COVID-19.La propuesta ‘Diseño de inmunógenos optimizados para vacunación frente a SARS-CoV-2’, de Navarrabiomed y su objetivo es diseñar una vacuna de prevención y protección.

El objetivo es provocar determinadas mutaciones en el virus que generen unos anticuerpos capaces de neutralizar la infección. Contempla la adquisición de equipamiento como biosensores, sistemas de filtraciones, o síntesis de genes para la producción de proteínas, entre otros. El proyecto ‘Identificación de regiones inmunogénicas en las proteínas del SARS-CoV-2 para el desarrollo de vacunas basadas en péptidos’, presentado a través de la Fundación Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA), cuyo objetivo es permitir la generación una vacuna anti SARS-CoV-2 que frene la expansión del coronavirus.

El estudio, a desarrollar por un equipo de CIMA y perteneciente a IdiSNA, trabajará en la identificación de ciertos epítopos, siendo estos la parte de una molécula que compone el virus, que será reconocida por un anticuerpo y a la cual se unirá y facilitará la efectividad de la vacuna. La iniciativa permitirá la contratación de personal, concretamente de un técnico de laboratorio a tiempo completo durante un año.

La reactivación de la innovación

El Gobierno de Navarra, a través del Departamento de Universidad, Innovación y Transformación Digital, está trabajando en un plan de choque que ayude a afrontar el Covid-19 y a paliar las consecuencias de la crisis. En este sentido, el departamento prioriza las convocatorias de doctorados industriales y las ayudas a proyectos de I+D colaborativos de centros, con el objetivo de fomentar la contratación de personal cualificado y asegurar la financiación de proyectos de envergadura para los agentes del Sistema Navarro de I+D+i.

La reactivación de la innovación

Por primera vez, la ayuda para doctorados industriales, que tiene como objetivo favorecer la contratación laboral de personal investigador en formación para la obtención de un doctorado, no se concede en el régimen de minimis, que limita a las empresas solicitantes un máximo de 200.000 euros (en 3 años) de las ayudas a recibir.

De esta forma, cualquier entidad puede solicitar hasta 90.000 euros, con un máximo de 30.000 euros/año, para incorporar doctorandos, cantidades que se sumarían a cualquier otra posible subvención que las empresas puedan solicitar.

Se concede una ayuda adicional si la entidad beneficiaria realiza amplia difusión de los resultados de la investigación, y la ayuda será mayor si la beneficiaria contrata doctorandas.

Igualmente se ha modificado la convocatoria de Equipamientos para adaptar las infraestructuras de investigación a la situación actual, con el fin de permitir incorporar equipación a la era post-covid.

Con las ayudas a proyectos de I+D colaborativos de Centros 2020 se pretende conseguir un mayor nivel de excelencia de los mismos, favoreciendo su consolidación y mejorando el servicio que prestan a las empresas navarras, potenciando, también, la colaboración entre ellos y con las empresas.

Esta convocatoria se entiende como fundamental en la recuperación de Navarra, ya que asegura el diseño de proyectos de envergadura para los centros durante tres años con un impacto más significativo para la Comunidad foral.

Además, se han adjudicado las ayudas para la contratación de titulados universitarios o de Formación Profesional de grado superior como personal de investigación y tecnología en proyectos de I+D+i desarrollados por distintas entidades navarras.

Medicina personalizada

Medicina personalizada

El Programa NAGEN se enmarca en la Estrategia de Medicina Personalizada de Precisión y concluirá con la implementación en Navarra del primer laboratorio de España capacitado de equipos de última generación y personal científico y bioinformático para secuenciar genomas en una acción coordinada con la sanidad pública.

Navarrabiomed es el centro mixto de investigación biomédica del Gobierno de Navarra y de la Universidad Pública de Navarra, cuya misión es promover, facilitar y realizar investigación biomédica en la frontera del conocimiento para desarrollar terapias y tratamientos innovadores, que contribuyan a una mejor calidad de vida de la ciudadanía.

El centro comenzó a desarrollar en 2016 varios proyectos innovadores en el ámbito de la medicina personalizada de precisión, NAGEN 1000, PHARMANAGEN y NAGENCOL, todos ellos llevados a cabo desde la Unidad de Medicina Genómica del centro que lidera el doctor Ángel Alonso Sánchez. Esta unidad tiene como objetivo la consolidación de una estrategia propia en medicina personalizada en el sistema sanitario público de Navarra: Estrategia NAGEN. En la actualidad, la Unidad desarrolla dos proyectos en ese marco, PHARMANAGEN y NAGENCOL, que se encuentran en fase de reclutamiento de pacientes.

Mediante la secuenciación del genoma completo de las personas participantes se extrae información que, vinculada a aspectos importantes de sus historias médicas, puede ayudar al equipo de profesionales del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea a conocer las causas de algunas enfermedades, conseguir un diagnóstico más preciso o proporcionar un tratamiento más personalizado en algunos casos.

Ecosistema de Innovación diverso

Navarra plantea un ecosistema focalizado en Automoción y Mecatrónica, Cadena Alimentaria, Salud, Energías Renovables y Recursos, así como Inteligencia Artificial y Manufactura Avanzada.

Ecosistema de Innovación diverso

Navarra también alberga las sedes del CENER (Centro Nacional de Energías Renovables). En su Centro de Biorrefinería y Bioenergía (BIO2C) tienen la capacidad de desarrollar y validar productos y procesos desde el laboratorio, hasta una escala de demostración semi-industrial, muy cercana al mercado.

Los proyectos están centrados en la bioeconomía circular, para el desarrollo de procesos sostenibles de producción de biocombustibles avanzados y bioproductos de alto valor añadido, a partir de biomasa residual y biorresiduos. Por ejemplo, se desarrollan tecnologías para procesos de fermentación para la obtención de productos, como bioetanol avanzado. Además se desarrolla la producción de PHAs, un biopolímero, que es biodegradable (incluso en ambientes marinos), con una baja huella de carbono y que constituye una alternativa muy interesante en un amplio rango de aplicaciones.

En el ámbito de los biocombustibles sólidos CENER está desarrollando una tecnología para producir a partir de biomasa residual biocombustibles sólidos competitivos y fiables enfocados a la descarbonización de sectores industriales intensivos en consumo de energía térmica. La tecnología combina la torrefacción de biomasa residual, con procesos para la eliminación de ciertos elementos inorgánicos y el uso de aditivos que modifican el comportamiento a alta temperatura de la fracción mineral. El resultado es un combustible sólido con alto poder calorífico, muy alta densidad energética, bajo nivel de emisiones y alta temperatura de fusión de cenizas.

AIN (Asociación de la Industria Navarra) es un Centro Tecnológico de carácter totalmente privado, fundado en septiembre de 1963, focalizado en de Tratamiento de Superficies y Materiales Avanzados, Mecatrónica, Sistemas inteligentes y Sostenibilidad. el volumen de contratación industrial de I+D, que ha acumulado alrededor de 4,5 millones de euros desde 2015 que mayoritariamente proceden de otras regiones como Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana o Aragón.

Trece entidades como agentes de ejecución

Trece entidades como agentes de ejecución

Un total de trece entidades se han inscrito como agentes de ejecución del Sistema Navarro de I+D+i (SINAI), que incluye a Universidad, centro tecnológico, Centro de investigación, Entidad singular, Unidad I+D empresarial, Coodinador de agentes e Instituto de Investigación Sanitaria.

En concreto, se han acreditado la Universidad Pública de Navarra, la Universidad de Navarra, Navarrabiomed, el centro tecnológico Lurederra, el Centro Nacional de Energías Renovables (CENER), el Centro Nacional de TecnologíaySeguridad Alimentaria (CNTA), la Asociación de la Industria de Navarra (AIN), y ADItech, que actúa como coordinador.

También se incluyen los centros IdiSNA, Naitec y CIMA y se ha acreditado la Asociación de Daño Cerebral Adquirido (ADACEN) como entidad singular, figura de nueva creación orientada a las actividades de difusión y divulgación de ciencia, y otras actividades de apoyo a la I+D.

Asimismo, se ha inscrito el Centro Stirling como unidad de I+D+i empresarial, otra nueva figura con la que el Gobierno de Navarra permite que el SINAI acoja a las empresas como agentes de ejecución del sistema.Por otro lado, está a disposición de estas entidades el sello que les identifica como agentes acreditados.

El Sistema Navarro de Innovación (SINAI) es el conjunto de agentes públicos y privados cuyos fines se centran en la financiación, coordinación desarrollo, transferencia y divulgación de la Ciencia y la Tecnología en la Comunidad Foral de Navarra. “Mediante la articulación de este sistema de innovación se busca, fundamentalmente, incrementar la excelencia de estos agentes, utilizando como palancas la colaboración entre ellos, su internacionalización e implicación en programas europeos y la transferencia de sus conocimientos tanto al sector empresarial como al conjunto de la sociedad navarra”, afirma el Director General de la corporación tecnológica ADItech, Juan Ramón de la Torre, que añade que “de acuerdo con las estadísticas sobre el desempeño de la actividad de I+D+i en España, las empresas realizaron en 2018 (último año del que se disponen estadísticas) el 67,69% de la inversión total en I+D+i de la Comunidad Foral de Navarra, es decir, 2 de cada 3 euros, solo por detrás del País Vasco”. “La Ley Foral de Ciencia y Tecnología desea fomentar aún más este compromiso empresarial con el desarrollo de una economía innovadora y ofrece a dichas empresas la posibilidad de constituir una fundación específica sin ánimo de lucro (técnicamente, Unidades de I+D+i Empresarial) para vehicular a través de ellas sus proyectos más innovadores y, por lo tanto, de mayor riesgo, pudiendo acceder a unos porcentajes superiores de ayudas y de desgravaciones fiscales, ya de por sí generosas en Navarra”, concluye.

El proceso de acreditación como agente de ejecución del SINAI es vivo y abierto, por lo que pueden seguir inscribiéndose los centros que lo deseen y cumplan los requisitos.