Miércoles, 24 de Octubre de 2007

El partido de Putin, listo para arrasar en las elecciones rusas

Un sondeo le da un espectacular 68% en la intención de voto para las legislativas

PÚBLICO / AGENCIAS ·24/10/2007 - 22:53h

El apoyo al partido progubernamental Rusia Unida ha aumentado de forma evidente desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció que probablemente continuará su carrera política al frente de las listas de esta formación política.

La Constitución rusa le impide la reelección como presidente, pero no que se presente a las elecciones legislativas y, en caso de victoria, ser nombrado primer ministro.Un sondeo realizado por una organización independiente revela que el 68% de los votantes está dispuesto a votar a Rusia Unida. Antes de que Putin comunicara sus intenciones, el apoyo era mayoritario, pero inferior, un 55%.Es un ejemplo más de que Putin domina a su antojo la política rusa. Los dos favoritos para suceder a Putin en la Presidencia han vuelto a perder puntos en los sondeos al no estar claro que el presidente vaya a apoyar a alguno de los dos.

Los viceprimeros ministros Dimitry Medvedev y Serguei Ivanov cuentan con un 26% y un 254% de partidarios, respectivamente. Hace un mes, su apoyo era del 30% y el 34%.El descenso se debe al nombramiento por Putin de Víctor Zubkov como primer ministro. Este tecnócrata era casi desconocido antes de su ascenso. En cuestión de semanas, y a pesar de su aspecto gris y burocrático, ya cuenta con el apoyo de un 13% de los encuestados. Hace unos meses, se daba por seguro que Medvedev y Ivanov, ambos aliados estrechos de Putin, se disputarían la candidatura de forma civilizada hasta que el presidente se decidiera por uno de los dos. La irrupción de Zubkov en primera línea ha cambiado los pronósticos.

Muchos analistas creen que Putin promoverá a Zubkov al tratarse de un político de mayor edad, con poco futuro y fácilmente manipulable.

El aumento de la intención de voto a Rusia Unida dejará a pocos partidos con la opción de entrar en la Duma. Los primeros en sufrir las consecuencias serán los partidos pequeños que apoyan al Kremlin. Los ultranacionalistas de Zhirinovsky pasan del 11% al 6% de votantes. Rusia Justa también cae, del 7% al 4%. Se necesita un mínimo del 7% de votos para obtener representación parlamentaria. Los únicos que, además de Rusia Unida, tienen garantizada la presencia en el Parlamento son los comunistas, a los que el último sondeo les da un 17%.

Noticias Relacionadas