Miércoles, 24 de Octubre de 2007

El PP apoya a 2 condenados por apalear a inmigrantes

RAÚL BOCANEGRA ·24/10/2007 - 22:11h

Los atraparon, se los llevaron a un monte y les dieron con bates y palos porque creían que habían robado en su almacén. Las heridas tardaron 61 días en curar y les quedaron cicatrices. Hicham Brahimi, Garami Bou Bakeur y Mustaphá Bando, inmigrantes, fueron asaltados y golpeados el 11 de diciembre de 1997 por Francisco Palenzuela y Juan Antonio Fernández, agricultores de El Ejido (Almería), que se tomaron la justicia por su mano y, además, se equivocaron. No encontraron los objetos robados.

En 2004, el Supremo ratificó la condena de 15 años de cárcel. Pero la semana pasada, sus familiares, inmersos en una campaña a favor del perdón, lograron que José Luis Aguilar, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Almería, presentara una moción en la que pedía al Pleno que reclamase al Gobierno el indulto, ya rechazado una vez, en 2005, por el entonces ministro Juan Fernando López Aguilar. Sin embargo, al constatar la oposición tanto del PSOE -tibio al principio- como de IU, retiraron el mismo día la moción y la aplazaron sine die. No ha sido una retirada definitiva: "Si la familia dice que lo llevemos a Pleno, lo llevaremos", aseguraron ayer a este periódico fuentes del PP en el consistorio. Como telón de fondo, está la pelea de los conservadores con Juan Enciso, ex del PP y regidor de El Ejido, por los votos de los agricultores de la zona, que ha vivido en las últimas dos décadas un boom de la agricultura bajo plásticos.
50.000 firmas recogidas
Los familiares de Palenzuela y Fernández también han contactado con PSOE e IU y les han hecho llegar un dossier con documentación. Sus parientes han recogido 50.000 firmas, la mayoría en El Ejido, a favor del indulto. ¿Por qué tanto respaldo? "Entienden que fue una paliza y que vayan a la cárcel unos años, pero no 15", explica gráficamente una fuente de la localidad. "Son el prototipo de agricultor de aquí. Seis, siete hectáreas, que de intensivo es mucho", asegura otra fuente, que también prefiere el anonimato. De los inmigrantes, ni rastro. Las ONG creen que ya no viven allí. Dos de ellos ni siquiera asistieron al juicio.
El asunto ya le costó el puesto al entonces portavoz del PSOE en El Ejido, Gracián Aguilera, porque su grupo votó en 2004 una moción a favor del indulto. Y está por ver lo que hará la dirección socialista, después de que el 8 de octubre el Pleno del Ayuntamiento de El Ejido aprobase otra propuesta a favor de la concesión del tercer grado a los agricultores. Éste ya ha sido solicitado por la cárcel de El Acebuche, según la prensa almeriense. Fuentes de Instituciones Penitenciarias, que debe aprobarlo, aseguraron que no han recibido documentación alguna.
Hubo cuatro intentos de celebración del juicio y un tercer implicado salió impune. "La prepotencia y el abuso de la situación social de las víctimas no puede paralizar la acción de la justicia", se leía en la sentencia del Supremo, que ratificaba la condena.