Miércoles, 24 de Octubre de 2007

El PP mete en política a Rocío Jurado

ALICIA GUTIÉRREZ ·24/10/2007 - 22:00h

El Presidente del PP andaluz y candidato a la presidencia de Andalucía, Javier Arenas. EFE

La Operación Rocío Jurado, lanzada por el PP andaluz, ha disparado la popularidad del Himno de Andalucía. Y el debate sobre una cuestión que a nadie preocupaba, si hay o no versión oficial y si debe elevarse a tal rango la más folclórica de todas las existentes: la que, por tarantos, cantó la artista en La Lola se va a los puertos, película de Josefina Molina basada en la obra homónima de los Machado y que, ambientada en los meses previos a la Guerra Civil, retrata la Andalucía de señoritos y manijeros.

El mismo PP que durante dos años boicoteó la reforma del Estatuto andaluz y sólo a última hora se sumó al proyecto acaba de desplegar una simbólica pancarta verdiblanca ribeteada de volantes.

¿Para qué? Para pedir al Parlamento autonómico que sea la voz de la fallecida cantante la que en los actos solemnes entone el Andaluces levantaos de Blas Infante, ideólogo del andalucismo. ¿Y se oirá en playback el torrente aflamencado de la chipionera si interpreta el Himno una orquesta? "No, se podría tocar pero no sería la versión oficial", responden en el PP.

Una propuesta "oportunista"

Los conservadores saben que el nombre de Jurado actúa como un talismán. La pasión que despierta complica el debate, de forma que incluso quienes tachan de "oportunista" la iniciativa, como el periodista Antonio Ramos o el antropólogo Antonio Zoido, remarcan su aprecio y respeto a la más grande.

"Pero si hubo una Violeta Parra o un Bob Dylan de Andalucía, ése fue Carlos Cano, que se rompió los zapatos por los escenarios cantando La verdiblanca hasta que en 1982 se aprobó el Himno", matiza Ramos, experto en el proceso autonomista andaluz.

El PP ha usado un resquicio legal como palanca: ningún boletín ha declarado oficial ninguna de las casi 20 versiones conocidas. Pese a ello, el director del Centro de Documentación Musical de Andalucía, Reinaldo Fernández, no alberga dudas: "La versión oficial es la que la Junta encargó al compositor Manuel Castillo", fallecido en 2005. "El planteamiento del PP es surrealista", dice. El portavoz de la Junta, Enrique Cervera, ya se ha declarado "estupefacto".

Y en la calle, división de opiniones: ante las cámaras de La Sexta desfilaron ayer ciudadanos convencidos de que "Rocío se lo merece todo". Y otros para los que el PP busca volver a "la España de pandereta".