Miércoles, 24 de Octubre de 2007

Tres muertos, 40 heridos y pérdidas millonarias por el fuego en California

La región ha sido declarada "zona de desastre mayor". La evacuación de personas es la más importante desde el huracán Katrina.

 

AGENCIAS ·24/10/2007 - 21:48h

ANDREW GOMBERT / EFE - Los bomberos intentan sofocar un incendio cerca de Camp Pendleton, en el estado de California. ANDREW GOMBERT / EFE

Tres muertos, 40 heridos y más de 1.000 millones de dólares en pérdidas han dejado hasta hoy los incendios en el sur de California, donde la evacuación de más de medio millón de personas es la más importante después de los huracanes Katrina y Rita en 2005.

Tras calcinar más de 170.000 hectáreas y un día antes de la llegada del presidente George W. Bush a California, declarada "zona de desastre mayor", 8.900 bomberos siguen luchando contra 18 focos que desde el domingo no dan tregua.

"Hasta ahora tenemos 40 heridos y tres muertos", dijo el gobernador Arnold Schwarzenegger en una rueda de prensa donde apuntó que 18 incendios siguen activos tras quemar 172.000 hectáreas y destrozar 1.664 estructuras, incluyendo 1.436 casas.

Miles de edificios amenazados  

Además, unas 25.000 construcciones siguen estando amenazadas por las llamas que intentan dominar un ejército de 8.900 bomberos, precisó Schwarzenegger.

Los efectivos combaten las llamas con 90 aviones equipados para esparcir productos químicos que retardan el avance de las llamas, incluido un DC-10, 25 aviones cisternas y 40 helicópteros.

Sólo en San Diego, la región más golpeada por el fuego -200 km en el sur de Los Angeles-, las daños materiales ascienden a 1.000 millones de dólares y la mayoría del medio millón de evacuados proviene de este condado fronterizo con México.

Al otro extremo del Estado, en el balneario del Océano Pacífico de Malibú - 30 km al oeste de Los Angeles-, se levantaron las órdenes de evacuación tras determinar que se calcinaron 1.800 hectáreas y un total de 22 viviendas, incluido un castillo valorado en 17 millones de dólares y una iglesia presbiteriana.

Mientras los reportes meteorológicos prevén para el miércoles temperaturas por encima de los 35 grados Celsius en la mayoría de las zonas en llamas, se espera que las fuertes y calientes corrientes de vientos del desierto disminuyan al final de la semana.

Recursos desbordados 

"Nuestra disponibilidad para combatir estos incendios sobrepasa nuestros recursos", admitió el bombero Robin Wills, destinado auna lucha con el fuego en el condado de San Diego.

En Washington el presidente Bush declaró formalmente la región como zona de desastre ordenando así un desembolso de ayuda federal para aliviar el siniestro.

"Hoy firmé una declaración de desastre mayor con la cual se habilitarán fondos federales para empezar a ayudar a las familias afectadas por estos incendios", dijo Bush, quien el jueves realizará una gira por California.

A su lado, la portavoz del condado de San Diego, Lesley Kirk, dijo que "hasta ahora el costo a lo largo de la región de San Diego fue estimado en más de 1.000 millones de dólares y esperamos que se incremente".

La funcionaria recalcó se trata de una estimación en base a las propiedades destruidas, sin considerar las empresas, y que 345 millones de dólares de este monto corresponde a daños ocurridos en áreas rurales.