Miércoles, 24 de Octubre de 2007

Enseñaban la 'yihad' en una carnicería de Burgos

La Guardia Civil detiene a seis islamistas que hacían proselitismo ‘online’

Ó. L. F. ·24/10/2007 - 21:54h

ICAL - Agentes de la Guardia Civil introducen esposado en un coche al líder del grupo, Abdelkader Ayachine.

Su principal instrumento era internet. Y su base de operaciones, una carnicería de Burgos. La Guardia Civil detuvo ayer en la ciudad castellana a seis presuntos integrantes de una célula islamista que captaba y adoctrinaba a potenciales muyahidines a través de la red. Los detenidos, además, recaudaban dinero entre la comunidad musulmana que luego enviaban a algunos de los condenados en Marruecos por los atentados de Casablanca  de 2003 que causaron la muerte a 41 personas.

El líder era el argelino Abdelkader Ayachine, quien regentaba el local donde se celebraban las reuniones clandestinas. Junto a él, fueron detenidos su actual compañera, Fatima Zahrae Raissouni –con conocimientos de informático–; Wissam Lotfi, de nacionalidad marroquí y considerado su lugarteniente; y otros tres ciudadanos argelinos, Mohamed Mouas, Smaine Kadouci y Yahia Drif. Todos ellos se manifestaban seguidores de la corriente salafista y se indentificaban a sí mismos como “los Ansar”, en clara referencia a la principal organización terrorista que opera en Irak.

Todos ellos actuaban desde España,aunque, según el Ministerio del Interior, formaban parte de una estructura más compleja y extensa con ramificaciones en otros países europeos cuyo principal fin era “la exaltación de la ‘yihad’ y el apoyo a la actividad terrorista”. De hecho, la operación policial ha contado con la colaboración de los servicios de información de Suecia, Estados Unidos y Dinamarca.

Año y medio de pesquisas

La investigación se inició hace año y medio, cuando la Guardia Civil detectó como los presuntos integrantes de la célula descargaban y distribuían gracias a internet un elevado número de archivos informáticos de texto, audio y video en los que se ensalzaba la guerra santa con imágenes de atentados y discursos de los principales dirigentes de Al Qaeda. Los ahora detenidos desarrollaban gran parte de su actividad en foros y chats de acceso restringido, donde exaltaban la acción de los grupos terroristas en busca de potenciales muyahidines. Una actividad online que nunca hasta ahora había sido detectada en España.

Recientemente, las luces de alarma se encendieron en el Ministerio del Interior cuando detectaron como los integrantes de la célula no solo buscaban en internet documentos que hacían apología del terrorismo, sino que también comenzaban a descargar manuales sobre el funcionamiento de armas y la elaboración de artefactos explosivos. Entonces, y bajo la dirección del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, los responsables de la investigación decidieron precipitar las detenciones.

Durante la operación, los agentes registraron seis domicilios y la carnicería. Allí se incuataron de numerosa documentación, varios ordenadores y diverso material informático. Era su base.