Miércoles, 24 de Octubre de 2007

Los bebés deben dormir boca arriba

Colocar mal al niño a la hora del descanso multiplica el riesgo de muerte súbita.

ANTONIO GONZÁLEZ ·24/10/2007 - 21:43h

Un bebé duerme en la posición correcta. SXC

“Boca arriba, siempre boca arriba”. Los pediatras no se cansan de repetirlo una y otra vez, y aun así todavía existen escuelas infantiles que colocan a los bebés de lado, lo que incrementa el riesgo de fallecimiento por lo que se conoce como síndrome de muerte súbita del lactante. Bajo esta denominación, se esconde un terrible drama que afecta a cerca de un centenar de familias españolas cada año.

Según las estadísticas oficiales, en los últimos tres años han fallecido en España por esta causa una media de 80 niños menores de un año de edad, aunque los expertos creen que el número podría ser mucho mayor, debido a que, en muchos casos y con el fin de evitar situaciones de estrés a los padres, no se realizan autopsias a los pequeños.

El lateral tiene casi tanto riesgo como boca abajo

La especialista del Servicio de Pediatría del Hospital La Paz de Madrid Julia Leal señala que los casos de muerte se han reducido de uno o dos por cada 1.000 nacidos vivos hasta 0,5. Esto se debe, sobre todo, a las campañas lanzadas en los últimos años para concienciar a las madres de que deben evitar poner al niño a dormir boca abajo, posición también conocida como decúbito prono.

Según estudios recientes, poner al niño de lado reduce cinco veces el riesgo respecto a ponerlo boca abajo, pero aun así hay el doble de posibilidades de que el niño fallezca por esta patología en comparación con el descanso boca arriba.

Resistencias en guarderías

Pese a la evidencia científica, Leal alerta de que todavía “hay resistencias en algunas escuelas infantiles”, que siguen colocando de lado a los pequeños para dormir porque creen que de esa manera van a estar seguros. “El lateral tiene casi tanto riesgo como boca abajo porque es fácil que el niño se dé la vuelta y acabe en decúbito prono”, precisa la especialista y añade que, por ahora, “no hay nada que indique que dormir boca arriba sea peligroso”.

Otro de los factores que tiene una relación evidente con la muerte súbita del lactante es el tabaco, por lo que es “importantísimo”, según los especialistas, que la posición adecuada del bebé se complemente con un ambiente completamente libre de humo. “Debe estar proscrito”, dice Leal.

También hay que evitar abrigar en exceso al bebé y no hay que dejarle que comparta la cama con sus padres. El bebé puede y debe dormir en la misma habitación que sus padres, e incluso es bueno que pase algún rato con ellos en la cama. Pero nunca debe dormir en la misma cama, ya que los adultos pueden cambiar de posición y dificultar la respiración al bebé; en caso de apnea, al tener un sistema respiratorio todavía inmaduro, puede no ser capaz de recuperarse.

Medidas para estar tranquilos

1) Acostar al niño boca arriba. Existe una estrecha relación entre acostar al bebé boca abajo y el aumento del riesgo de que sufra el síndrome de la muerte súbita del lactante.

2) Elegir un colchón rígido. El colchón debe ser firme y libre de  almohadas o juguetes blandos. Tampoco son recomendables los edredones.

3) Evitar el exceso de abrigo. El exceso de ropa o de calor en la habitación donde está la cuna pueden incrementar el riesgo de padecer muerte súbita.

4) Lactancia materna. Según los expertos, es el mejor alimento para el lactante. Hay estudios que demuestran que la lactancia materna protege contra el síndrome.

5) Erradicar el tabaco. La habitación donde duerme el bebé debe estar libre de humos. Además, fumar durante la gestación triplica el riesgo de sufrir el síndrome.

6) Compartir la habitación. Es aconsejable que los bebés duerman en la misma habitación que sus padres, pero es peligroso que lo hagan en la misma cama.

 

Noticias Relacionadas