Miércoles, 24 de Octubre de 2007

"Pierdes toda tu juventud y tu vida"

María José tuvo a su hija con 15 años y a su primer nieto, con 36.

OLIVIA CARBALLAR ·24/10/2007 - 21:39h

María José Ramos fue madre a los 15 y abuela a los 36. Su hija le contó que tenía "una falta" una noche junto a su novio, en la mesa de camilla. A María José, sin embargo, se lo notó su abuela, que siempre estaba pendiente de cuándo le tenía que venir la regla. Y en aquella época, hace ya 23 años, la noticia fue un "escándalo" para una familia que vive en El Real de la Jara, un pueblo de apenas 2.000 habitantes de la Sierra Norte de Sevilla.

"Siempre he intentado que a mi hija no le pasara lo que a mí y por eso le he dado confianza para que hablemos de lo que yo no hablaba con mis padres", dice María José. Pero pasó, y su hija, del mismo nombre, repitió su historia. Y siente pena cuando escucha que las niñas se quedan embarazadas. Porque, aunque no se arrepiente de haberla tenido, reconoce que perdió "toda la juventud" y su vida.

El mundo de María José, que había dejado de estudiar tres años antes, se redujo a las paredes de su casa: "Dejé de ir a la discoteca, de salir, toda mi atención era para mi niña". E incluso descuidó a su novio, el padre. Con él, que en el momento del embarazo hacía unos cursillos de albañilería, se casó cuando cumplió la mayoría de edad. Pero sin sus familias, estos dos jóvenes no habrían podido "sacar adelante" a su hija. Ahora es María José la que le ayuda a ella para sacar adelante a su nieto.