Miércoles, 24 de Octubre de 2007

Doña Letizia, hija predilecta de Oviedo, dice que allí aprendió a amar "a España entera"

EFE ·24/10/2007 - 11:40h

EFE - Imagen de archivo de los Príncipes de Asturias durante un almuerzo conmemorativo del décimo aniversario del Club Financiero de Vigo, dentro de la visita de Don Felipe y Doña Letizia a Galicia. EFE

En Oviedo, "viviendo cada día, aprendí a amar y admirar esta tierra, a Asturias, y a España entera" ha asegurado esta tarde la Princesa de Asturias, después de recibir el título de hija predilecta de la capital ovetense.

Doña Letizia, muy sonriente y en compañía de su esposo, el Príncipe, ha agradecido la distinción y ha resaltado que recibía "el título y la insignia de Hija Predilecta con humildad, consciente de los importantes méritos de quienes me han precedido en esta distinción".

Después de expresar su agradecimiento a todos, la Princesa de Asturias ha comunicado "su emoción y orgullo" por estar en Oviedo, en la que tuvo "la suerte de nacer y crecer" y ha añadido que no le resultaba fácil encontrar las palabras justas para expresar sus sentimientos, cuando esta ciudad ha tenido hijos tan ilustres, porque, ha manifestado, "no hay honor comparable".

Se ha comprometido "a corresponder lealmente al título", y ha recordado los enormes valores de esta ciudad "tan ligada a la Corona y al devenir de España".

Ha subrayado que tanto ella como el Príncipe comparten un intenso cariño por Oviedo y por toda Asturias y ha expresado su intención de regresar muy pronto con sus hijas, las Infantas Leonor y Sofía, porque ellas ya saben que esta capital "está en el corazón de sus padres".

El presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, ha resaltado que Doña Letizia es "fiel reflejo de los valores de los asturianos y asturianas crecidos en democracia" y ha destacado que se le admira por su "tesón, el amor por el trabajo bien hecho, la laboriosidad, el afán de superación personal, así como por su lucha por la justicia y la solidaridad con los desfavorecidos".

De acuerdo con las palabras del presidente, da constantes muestras de su "profesionalidad, integridad, responsabilidad y capacidad" y ha subrayado su servicio a España y a la Corona- de la que ha dicho que la garantía de nuestro sistema democrático- como Princesa de Asturias.

Ha manifestado que las mujeres como Ella "han creado la moderna sociedad española", abierta al mundo y " comprometida con los más altos valores de la paz, el progreso y la solidaridad".

A su llegada a la Plaza de la Constitución, en la que está el Ayuntamiento -en cuyo salón de plenos se celebró el acto- los Príncipes se han acercado a saludar a los ciudadanos, que han aplaudido y coreado el nombre de la Princesa.

Mientras, el Grupo de Gaitas de la ciudad de Oviedo interpretaba la "Marcha de Mayo", que tocaron por primera vez el 22 de mayo de 2004, cuando se casaron los Príncipes.

A las puertas de la Casa Consistorial, el alcalde, Gabino de Lorenzo, entregó al Príncipe, que es desde 1988 alcalde honorario de la ciudad, el bastón de mando, que Don Felipe, a su vez, puso en manos de Doña Letizia.

El acto ha terminado con la interpretación de los himnos de Asturias y de España por parte del Grupo de Gaitas y antes de salir del Ayuntamiento, los Príncipes han saludo desde el balcón.

La Princesa de Asturias es la persona de más alto rango, y la segunda mujer después de la escritora Dolores Medio, que ha recibido esta distinción, cuyo nombre encabeza la lista de ciudadanos como el ex jefe de la Casa del Rey Sabino Fernández Campo; el periodista "Cándido" (Carlos Luis Álvarez); el pintor Paulino Vicente; el actor Arturo Fernández o el piloto de Fórmula 1 Fernando Alonso.

Es la más alta distinción, junto a la de Hijo Adoptivo -para los no naturales de la ciudad- que otorga el Ayuntamiento de Oviedo, ciudad en la que nació la esposa del Heredero de la Corona el 15 de septiembre de 1972.

La Corporación Municipal de Oviedo le otorgó el título distinción a finales de 2003, poco después de que se hiciera público su compromiso de matrimonio con el Príncipe.