Miércoles, 24 de Octubre de 2007

Nueve países se ofrecen para reforzar la presencia de la OTAN en Afganistán

EFE ·24/10/2007 - 20:42h

EFE - El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, anunció que algunos países han ofrecido nuevas tropas para Afganistán. EFE

Nueve países de la OTAN, entre ellos Francia, ofrecieron hoy aumentar su presencia en Afganistán tras los continuos llamamientos para colmar los huecos en el dispositivo de ISAF y reforzar a los contingentes de Holanda y Canadá en el conflictivo sur del país.

"He escuchado ofertas de los países, incluso para el sur de Afganistán", afirmó el secretario general aliado, Jaap de Hoop Scheffer, tras un debate de los ministros de Defensa de la Alianza Atlántica en torno a cómo optimizar sus operaciones en suelo afgano.

ISAF, la fuerza de la OTAN bajo mandato de la ONU, tiene unos 41.000 militares de 38 países, pero sus capacidades sólo están cubiertas al 90%, según recordó De Hoop Scheffer.

Las ofertas detalladas serán discutidas en una reunión específica que se celebrará a comienzos de noviembre en la sede del cuartel general aliado para Europa (SHAPE), situado en Mons (Bélgica).

En la reunión de hoy, nueve países manifestaron su intención de aumentar sus aportaciones en 2008, y cuatro de ellos señalaron en concreto que se referían al sur de Afganistán, detalló una fuente diplomática de la OTAN.

Aunque las cifras que se manejan "son pequeñas", son "políticamente significativas", destacó.

Entre esos nueve países destaca simbólicamente Francia, que enviará una pequeña unidad de formación militar al sur afgano, y algunos más son Alemania, Polonia, Eslovaquia o República Checa, según diversas fuentes.

El secretario estadounidense de Defensa, Robert Gates, insistió hoy en que la OTAN "tiene que hacerlo mejor", según relató la fuente diplomática.

Gates también manifestó a los demás ministros su insatisfacción por el ritmo al que se están colmando los huecos en el dispositivo de ISAF, aunque tras los ofrecimientos de la reunión mostró un tono más positivo.

Las carencias de ISAF se refieren sobre todo a helicópteros y aviones de transporte, pero especialmente a pequeñas unidades de formación y entrenamiento para el Ejército afgano.

El secretario general destacó la formación como un elemento clave, a fin de pasar cuanto antes a la denominada "fase 3" en la que unidades afganas deben asumir el papel principal de los combates mientras que las de la OTAN se dedicarían a labores de apoyo.

Por ello, De Hoop Scheffer destacó las ofertas anunciadas hoy en unidades de formación. Estos equipos están formados por entre 50 y 100 militares.

España recordó en la reunión que en septiembre aprobó el envío de 52 militares para formar a dos batallones del Ejército afgano solo un día después de la muerte de dos soldados españoles por una explosión provocada por los talibanes.

Actualmente, el Ejército nacional afgano tiene unos 20 batallones operativos, mientras que hay 10-12 más en proceso de constitución, frente a un requerimiento actual de 46, cifra que podría aumentar a unos 70 hacia 2009-10.

Ante la carencia de medios de transporte, la OTAN tiene avanzado el proceso para alquilar a una empresa privada unos veinte helicópteros de transporte, que no participarían en misiones de combate o traslado de tropas.

Esta reunión informal de dos días tiene lugar en medio de un intenso debate político en Holanda sobre la renovación de la presencia de sus 1.700 soldados en la peligrosa provincia de Uruzgán, en el sur afgano, decisión que el Gobierno debe tomar en pocas semanas.

El ministro holandés de Defensa, Eimert Van Middelkoop, recordó en la conferencia de prensa que los resultados de esta cita de la OTAN serán un elemento importante para la decisión de su Gobierno de prolongar su presencia en Afganistán.

"Todas las opciones están abiertas", advirtió Van Middelkoop, aunque reconoció que había un ambiente positivo y confió en que en Noordwijk "habrá progresos" para una decisión favorable de su Gabinete.

El ministro holandés recalcó que la situación en el sur de Afganistán, donde Holanda ha sufrido la muerte de 11 soldados, "sigue siendo frágil y volátil".

Otro país presente en el sur de Afganistán es Canadá, que ha perdido 70 soldados en las operaciones y que en principio mantendrá sus 1.700 militares hasta 2009-10, aunque ya ha avanzado que le gustaría trasladar sus tropas a una zona más tranquila.