Miércoles, 24 de Octubre de 2007

La Fiscalía pide la detención del agresor y anuncia que pedirá cárcel por trato degradante

EFE ·24/10/2007 - 12:34h

EFE - El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, durante el pleno del Senado celebrado hoy. EFE

La Fiscalía ha pedido hoy la detención del supuesto agresor de la menor ecuatoriana en un tren de Barcelona y ha anunciado que si se confirma que le profirió insultos racistas pedirá al juez su ingreso en prisión, por considerar que podría haber incurrido en un delito de trato degradante.

En medio de una inusitada expectación mediática, desatada tras la difusión de las imágenes de la agresión, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha anunciado hoy que la Fiscalía ha pedido al juez la detención del supuesto agresor, Sergi Xavier M.M., de 21 años, que ya quedó en libertad con cargos en su primera declaración ante la jueza.

Bermejo ha dejado claro que, pese a que la jueza decidió en un primer momento que no era necesaria la prisión preventiva como medida cautelar -ya que no lo pidió ninguna de las partes, porque la fiscalía no se personó ni tampoco lo hizo la joven agredida-, esta agresión, ocurrida el pasado 7 de octubre, nunca hubiera quedado "impune".

Por su parte, la Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Teresa Compte, ha precisado que la Fiscalía pedirá el ingreso en prisión del supuesto agresor si la joven víctima, que mañana declarará ante el juez, confirma las frases vejatorias que supuestamente éste le dirigió, lo que podría constituir un delito de trato degradante.

Compte ha recordado que la Fiscalía no acudió el pasado sábado a la declaración del detenido porque el juzgado no le informó de la gravedad del caso, aunque ha puntualizado que tampoco disponía de elementos suficientes para tipificar la agresión como delito y pedir prisión para el detenido, al no existir parte de lesiones y dado que la menor no acudió a declarar cuando fue citada.

Precisamente, la ministra de Asuntos Exteriores de Ecuador, María Fernanda Espinosa, ha calificado hoy de "error tremendo" la decisión del juez de dejar en libertad con cargos al presunto agresor de la chica ecuatoriana, aunque ha celebrado que la justicia haya reaccionado "rápidamente" para repararlo.

Sin embargo, el juzgado de instrucción número 2 de Sant Boi de Llobregat (Barcelona) no decidirá al menos hasta mañana si acuerda la detención del supuesto agresor, ya que la petición de la fiscalía le ha llegado a las 15.40 horas, cuando ya estaba fuera de la audiencia.

En cualquier caso, la consellera de Acción Social de la Generalitat de Cataluña, Carme Capdevila, ha anunciado hoy que la administración autonómica ejercerá la acusación popular en el proceso judicial por esta agresión, ya que estima que supone un caso de violencia xenófoba y también machista.

Mientras tanto, la madre de la menor agredida ha explicado hoy a Efe que su hija está "muy delicada de los nervios" y que toda la familia tiene miedo de que el agresor la vuelva a atacar, ya que "anda por la calle", por lo que han decidido que temporalmente no vaya al instituto.

La polémica por este caso ha saltado también hoy a la arena política, e incluso el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha calificado de "deleznable" la agresión.

Por su parte, la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho que agresiones como la sufrida por esta menor ante la mirada impasible de un pasajero le recuerdan al nazismo y ha reclamado explicaciones de por qué el fiscal no impidió que lo pusieran en libertad.