Martes, 23 de Octubre de 2007

EU e Irán intentarán "limar desconfianzas" y llegar a una "conclusión aceptable"

EFE ·23/10/2007 - 14:31h

EFE - El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, insistió hoy en que Irán "no dará marcha atrás" en sus planes nucleares. EFE

El jefe de la diplomacia europea, Javier Solana, y los negociadores iraníes en materia nuclear, Sayed Yalili y Ali Lariyani, han acordado hoy en Roma continuar sus negociaciones para "limar desconfianzas" y llegar a una "conclusión que se aceptable para ambas partes".

Así lo explicaron los dos negociadores iraníes, tras una reunión celebrada con Solana, en el Palacio Villa Doria Panphilli de Roma.

Al terminar la entrevista, los tres informaron a la prensa de que las conversaciones continuarán antes de finales de noviembre, sin precisar ni la fecha ni el lugar donde se desarrollaran.

Los tres calificaron las conversaciones de "constructivas" y, de hecho, Solana invitó a los negociadores iraníes a continuar su charla en una cena ofrecida por el Alto Representante para la Política Exterior y la Seguridad de la Unión Europea.

La entrevista de hoy se celebró a la sombra de las declaraciones del presidente iraní, Mahmud Ahmedineyad, quien dijo que su país "no dará marcha atrás" en sus planes nucleares, y del primer ministro británico, Gordon Brown, quien declaró que "presionará" para que se impongan nuevas sanciones a Teherán.

"Mantener las posiciones iniciales no es erróneo. Siguiendo ese principio lógico, continuamos la negociación. En el curso de las conversaciones algunas de las desconfianzas pueden eliminarse y podemos llegar a conclusiones que sean aceptables para las dos partes", explicó Lariyani.

El secretario del Consejo Supremo Nacional de Seguridad de Irán continuó y afirmó que sostiene "todo tipo de negociación y, por tanto, las conversaciones con Solana son bienvenidas, porque queremos llegar a una conclusión".

"Nosotros no somos aventureros", añadió.

Aunque Lariyani dimitió el fin de semana pasado, acompañó hoy a su sucesor Yalili y rechazó las "diferentes razones" dadas en la prensa a esta decisión.

"Hay quienes han dicho que fue por cuestiones personales; pero personalmente me encuentro bien; otros han comentado que ha sido por razones, electorales; pero mi cargo no mejoraría en unos comicios", explicó Lariyani, quien dijo que su retirada como negociador obedecía a razones de "la metodología de las decisiones en Irán".

Destacó que Irán es "un país democrático y que las personas rotan en los puestos".

Lariyani se declaró amigo de Yalili, del que afirmó que es más joven y, por ese motivo, cuenta "con más energía" para las negociaciones.

No obstante, afirmó que estaba hoy allí por deseo de Javier Solana y garantizó que estará "siempre disponible" para las conversaciones.

"Apoyo a (Mahmud) Ahmedineyad", declaró para desmentir las informaciones que aseguran que su dimisión se debe a las diferencias con el presidente iraní e, incluso, comentó que "la cuestión nuclear es un asunto en el que hay un consenso nacional".

Yalili, por su parte, explicó que mantendrá "la misma línea" que ha mantenido su predecesor con Solana en estos meses.

Solana dijo que lo que está haciendo con los negociadores iraníes es "ver cómo podemos continuar con el proceso y cómo movernos antes de finales de noviembre", cuando él tendrá que informar a los cinco miembros del Consejo de Seguridad -Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia y China- más Alemania sobre sus conversaciones con Lariyani y Yalili.

El jefe de la diplomacia de la Unión Europea ya había mantenido conversaciones similares con Lariyani en abril y junio pasados en Ankara y Lisboa, respectivamente.