Martes, 23 de Octubre de 2007

El TSJPV sigue adelante en la causa contra Ibarretxe

Guillermo Malaina ·23/10/2007 - 20:54h

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) seguirá adelante en la causa abierta contra el lehendakari, Juan José Ibarretxe, y los dirigentes socialistas Patxi López y Rodolfo Ares por haberse reunido con representantes de Batasuna en 2006 durante el frustrado proceso de paz y normalización política.

En el último trámite procesal de apelación, la Sala Civil y Penal ha rechazado los recursos interpuestos por la defensa de los procesados para el archivo de la causa, que también solicitó la Fiscalía. El auto, que se conoció ayer, no tiene el respaldo unánime de toda la sala, compuesta por los magistrados Nekane Bolado y Antonio García Martínez, y el presidente del TSJPV, Fernando Luis Ruiz Piñeiro. Bolado emitió un voto particular, al considerar que la causa debería ser archivada "por ausencia de tipicidad en los hechos objeto de imputación".

El lehendakari conoció el auto sin sorprenderse durante la reunión del Consejo de Gobierno. A su término, la portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, señaló que se trataba de una "resolución anunciada", en la medida en que los miembros del Alto Tribunal vasco "sólo han sido sensibles" a los argumentos de Foro Ermua y Dignidad y Justicia. "Este auto, menos jurídico, tiene cualquier otra consideración", agregó.

Legalidad de la actuación
El secretario general del PSE recibió la noticia durante una visita al astillero de La Naval, en Sestao, en compañía del ministro de Industria, Joan Clos. Poco después, la comisión Ejecutiva de los socialistas vascos hacía pública una declaración en la que, "desde el máximo respeto a las decisiones judiciales", defendía "la legalidad de la actuación" de Patxi López y Rodolfo Ares, y anunciaba que su abogado "volverá a pedir el archivo de la causa".

En su auto, el TSJPV estima que las resoluciones del juez instructor Roberto Sáiz del 28 de junio y del 26 de julio "cumplen la función que legalmente tienen encomendada" para transformar las diligencias previas en procedimiento abreviado, según la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El tribunal deja además en manos del juez instructor la decisión de si es posible abrir juicio oral contra Ibarretxe, López y Ares. Para Roberto Sáiz, los tres podrían haber cooperado al reunirse con Batasuna con un presunto delito de desobediciencia.

El auto suscitó una cascada de reacciones. El portavoz del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, afirmó que la intención del TSJPV es "sentar en el banquillo de los acusados" al lehendakari. EB estimó que el auto "es más propio de una caza de brujas que de un Estado de Derecho". EA lo tachó de "totalmente esperpéntico". Por su parte, el Foro Ermua solicitó a los dirigentes socialistas que "dimitan mientras estén procesados".