Martes, 23 de Octubre de 2007

El luminoso recuerdo del Halley

Las Oriónidas dejaron este año meteoros tan brillantes como la Luna.

ANTONIO GONZÁLEZ ·23/10/2007 - 20:59h

Las Oriónidas, en plena actividad. CSIC

Hace ya más de 20 años que el cometa Halley se alejó de la Tierra, tras haber pasado a una distancia de tan sólo 58 millones de kilómetros. Aunque aún quedan cerca de 60 años para que complete su año orbital y vuelva a acercarse, el cometa ha tenido ocupados en los últimos días a los astronómos, gracias a las Oriónidas. Éstas son partículas procedentes del Halley que al interceptar la órbita de la Tierra entran en la atmósfera a una velocidad de 238.000 kilómetros por hora y se descomponen, por la fricción, originando lo que se conoce como lluvia de estrellas.

La actividad de las Oriónidas ha aumentado en esta ocasión hasta el punto de que, desde el pasado viernes hasta ayer, astrónomos del CSIC y varias universidades españolas han constatado cómo algunas de las partículas producían bolas de fuego tan luminosas como la Luna. Esta intensa actividad de meteoros se registró mediante cámaras de alta resolución que han vigilado de forma permanente el cielo estos días.

El CSIC señala que el descubrimiento del estallido se realizó desde el Observatorio del Montsec (Lleida) en la noche del 18 al 19 de octubre. El investigador del CSIC Josep Maria Trigo explica que las partículas son muy débiles y rara vez alcanzan la mesosfera. “No suponen un peligro porque se descomponen debido a la fuerte fricción y las altas temperaturas”, añade Trigo. El astrónomo explica además que las buenas condiciones de visibilidad de estos días han hecho posible registrar miles de bólidos cada noche.

Las imágenes, obtenidas desde estaciones en Cataluña y Andalucía, permitirán reconstruir las trayectorias de estas partículas en la atmósfera y en el Sistema Solar, además de saber el tiempo que han orbitado alrededor del Sol mediante el estudio de la luz desprendida.