Martes, 23 de Octubre de 2007

Dos ex alcaldes del PP canario detenidos por corrupción

Los Verdes, que gobiernan con los conservadores, fueron los denunciantes

Paz Bernal ·23/10/2007 - 20:51h

Los ex alcaldes del Partido Popular, Carmelo Vega y Antonio Díaz y el ex concejal, Luis Troya, del municipio grancanario de Santa Brígida fueron detenidos ayer por la Guardia Civil, acusados de delitos de corrupción. Además, tres trabajadores de la corporación, uno de Urbanismo, otro de Intervención y un capataz de Vías y Obras, también se encuentran detenidos por orden del titular del juzgado número uno de instrucción de Las Palmas de Gran Canaria.

La primera teniente de alcalde y concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Brígida, en Gran Canaria, Amalia Bosh, admitió ayer que no podía descartar que las denuncias presentadas por mi grupo, Los Verdes, en el mandato anterior "estén detrás de estas detenciones".
En una comparecencia provocada por las detenciones, el alcalde, Lucas Bravo de Laguna, del Partido Popular y su socia de gobierno y teniente de alcalde, Amalia Bosh, de Los Verdes, explicaron que no podían entrar en detalles por el secreto que el juez ha dictaminado sobre el sumario.

El beneficio de la duda
Ambos quisieron dejar claro que respetaban las decisiones judiciales y están colaborando en todo lo que se les ha pedido desde las instancias judiciales. "Eso sí, pedimos el máximo respeto para la presunción de inocencia de los seis detenidos y todo nuestro apoyo a las familias de estas personas", expusieron.

También quisieron insistir en que, "a pesar de las duras y complicadas circunstancias a las que nos vemos sometidos queremos lanzar un mensaje de tranquilidad a nuestros convecinos, decirles que seguimos trabajando dentro de la normalidad posible" y anunciaron que se mantiene la convocatoria del pleno el próximo jueves.

Da la casualidad que los dos administrativos detenidos en la mañana de ayer han ejercido funciones de secretario e interventor en anteriores gobiernos municipales, "una situación que no se debería haber producido pero que es bastante común en muchos de los ayuntamientos españoles por la falta de técnicos específicos para estas funciones", explicó Bosh, quien aseguró que es algo ya solucionado en el gobierno del que ella forma parte. D