Martes, 23 de Octubre de 2007

El Barça araña un punto escaso de su visita al Rangers

Los de Rijkkard controlaron el balón pero no pudieron superar la defensa de un Rangers que llevó peligro al área culé en más de una ocasión.

AGENCIAS ·23/10/2007 - 19:03h

El centrocampista del FC Barcelona Xavi Hernández (d) lucha por el balón con Barry Ferguson, de Glasgow Rangers. EFE

El Barçelona sólo ha logrado un empate en su visita al campo del Glasgow Rangers (0-0) en un partido dominado totalmente por el conjunto azulgrana que, sin embargo, no ha sabido plasmar su superioridad en el marcador ante un rival eminentemente defensivo.

Se esperaba un Rangers agresivo y aguerrido, pero el conjunto escocés afrontó el encuentro con demasiado respeto y se convirtió en un equipo simplón y fácil de domesticar. La situación benefició al Barça que no tuvo problemas para imponer su juego y erigirse en el claro dominador del encuentro.

Gudjohnsen fue el más activo en los compases iniciales y se movió bien entre líneas. El islandés incluso tuvo una clara oportunidad a la salida de un saque de esquina que salió fuera por escasos centímetros. El improvisado mediocentro cumplió y fue uno de los mejores de su equipo.

El Barça era claramente superior, pero su dominio resultó estéril. La posesión era notablemente favorable para los de Frank Rijkaard, pero faltó rapidez, osadía, profundidad y descaro a partir de la línea de tres cuartos para penetrar en la tupida defensa local, que tampoco sufrió en exceso para frenar a los catalanes.

Henry y Messi, quien sólo apareció una vez con peligro en el partido, pasaron desapercibidos, y fue Ronaldinho el que intentó desatascar a su equipo sin demasiado éxito. El brasileño, lejos de su mejor forma, no encontró el camino y se acabó diluyendo no sin estrellar antes un remate de falta en el larguero.

Puyol animó al Barça

En un encuentro con un ritmo tirando a cansino, el único que puso un poco de emoción fue Carles Puyol. El azulgrana a punto estuvo de sorprender a McGregor con un remate en plancha de cabeza y dejó boquiabiertos a todo con una espectacular acción por banda derecha, con túnel incluido a Papac, que no encontró rematador.

La acción de Puyol dio paso al minuto más vibrante del primer tiempo. Ronaldinho vio como el defensa Hutton despejó con la mano un balón que iba camino de convertirse en el primer gol y el posterior remate de Milito acabó fuera por poco.

Tardía reacción de Rijkkard

El Barça abusó del juego horizontal y en ocasiones de los balones al área. El partido fue entrando en el terreno que quería el Rangers y el conjunto escocés dio un primer susto con un centro de Cousin al que Ferguson no llegó por poco. McCulloch fue el siguiente en avisar de las malévolas intenciones locales.Tardó en reaccionar Rijkaard que lejos de buscar soluciones en el banquillo prefirió seguir apostando por dar continuidad a un once que cada vez se convertía en más insulso y previsible. En cambio, la escuadra local fue creciendo e imponiendo su mayor capacidad física.

Los últimos minutos del encuentro transcurrieron sin mayor historia y los dos equipos parecieron dar por bueno el empate que mantiene a ambos en los primeros puestos del grupo E. La entrada de Giovani no aportó nada. El Barça fue superior al Glasgow Rangers, pero le faltó un poco más de descaro e improvisación para llevarse la victoria ante un adversario que apenas planteó problemas.

 

Noticias Relacionadas