Archivo de Público
Lunes, 3 de Septiembre de 2007

Bañuelos defiende ante Garzón la "transparencia" de su gestión al frente de Astroc

Durante la comparecencia de media hora de duración se negó a contestar a las preguntas formuladas por el abogado de la acusación

Público ·03/09/2007 - 17:26h

El ex presidente y fundador de Astroc, Enrique Bañuelos, que declaró hoy como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, defendió la transparencia de las operaciones realizadas durante su permanencia al frente de la inmobiliaria y negó la acusación de opacidad en las mismas, así como el presunto delito de maquinación para alterar el precio de las cosas alegado en la querella que ha dado lugar al proceso.

Bañuelos declaró sentirse "tranquilo" a su llegada al juzgado.

Durante la comparecencia de media hora de duración se negó a contestar a las preguntas formuladas por el abogado de la acusación y a su salida no quiso hacer declaraciones "para no interrumpir el proceso judicial", explicó.

Abogados de la defensa, ejercida por el bufete Uría Menéndez, afirmaron al término de la declaración que todas las operaciones vinculadas realizadas por Astroc durante el ejercicio de 2006 y calificadas de "opacas" por la acusación fueron "transparentes" y puestas en conocimiento de la Comisión del Mercado de Valores (CNMV) con antelación a su realización, así como publicadas en la prensa.

Operaciones dudosas

"La caída de las acciones de Astroc tuvo que ver con el mercado y la evolución de la cotización", explicaron. En concreto, la defensa hizo alusión a dos operaciones. Una de ellas "ya estaba en el folleto antes de la salida a bolsa" y la otra "se comunicó en septiembre y se cerró el 16 de noviembre", lo que pone de manifiesto la "falta de argumento" de la querella, apuntaron. En referencia a la primera operación, Bañuelos se negó ante el juez a "dar explicaciones" de operaciones realizadas por la inmobiliaria antes de su salida a bolsa, según fuentes jurídicas.

Por su parte, Izquierdo, abogado y accionista de Astroc, que tomó protagonismo en la junta de accionistas cuando anunció la interposición de la querella, afirmó a la salida de su declaración que Bañuelos "se ha creído que Astroc era un solar de su propiedad" y le acusó de anunciar un beneficio de 93,2 millones de euros al cierre de 2006 y "retrotraerse de cuatro operaciones" incluidas en ese ejercicio en el primer semestre de 2007 y "declarar pérdidas".