Martes, 23 de Octubre de 2007

Schuster: "Robinho necesita estar feliz, no hay que echarle presión"

El alemán dice que el brasileño podría ser titular mañana contra el Olympiacos y reconoce que "aún no se ha visto al Robinho de verdad"

EUROPA PRESS ·23/10/2007 - 18:03h

El entrenador alemán del Real Madrid Bernd Schuster durante la rueda de prensa previa al partido de Champions ante el Olympiacos. EFE

El técnico del Real Madrid, Bernd Schuster, ha defendido al brasileño Robinho y ha considerado que los problemas del brasileño nacen con la "presión" que se le puso desde su llegada como "salvador", asegurando que es un jugador que necesita "estar feliz" y que aún tiene mucho que demostrar.

El alemán ha destacado que el atacante "está en condiciones para ser titular mañana" y ha zanjado el tema de su retraso la semana pasada tras la concentración con la 'canarinha'.

"Mi obligación es hablar con ellos cuando están aquí. Por nuestra parte vamos a intentar controlar mejor estas cosas y ver si podemos influir en la preparación de los viajes, porque las Federaciones nos piden que los jugadores lleguen lo antes posible y nosotros tenemos que pedir la misma exigencia porque tenemos el mismo derecho para tener los jugadores lo antes posible para preparar los partidos", explicó.

Así, confía en que el brasileño pueda por fin brillar en el Real Madrid ya que cree que los motivos por los que no consigue explotar su juego "vienen un poco de más lejos". "Llegó en un momento muy complicado, el equipo no estaba bien y ser el salvador de hoy a mañana es muy complicado, no se le dejó la tranquilidad que necesita", consideró.

"Es un jugador que necesita estar feliz, no hay que echarle presión y responsabilidades. Es un jugador que inventa jugadas en segundos y eso es lo que hay que recuperar para que rinda como queremos. Aún no hemos visto al Robinho de verdad", sentenció.

"Del Espanyol no queda nada"

Dejando atrás el tema de los brasileños, Schuster se refirió a la primera derrota que "algún día" tenía que llegar, pero ya sólo mira hacia adelante. "No podemos permitirnos el lujo de lamentarnos demasiado porque no hay tiempo. Mañana ya llega un partido importante y del Espanyol no queda nada, mañana ya viene otro equipo", argumentó.

Para ese choque, el técnico tendrá que hacer frente a un gran número de bajas, entre ellas la de Diarra, a quién, asegura, Gago suplirá con garantías. "Gago nos va a ayudar muchísimo. No me gusta que me falten tantos jugadores, pero no queda otra cosas. Hay que mirar hacia adelante y saldrá un equipo perfectamente capacitado para ganar al Olympiacos, pero haciendo las cosas bien, porque el rival vendrá con mucha moral después de haber ganando el Alemania", avisó.

Además, el alemán desveló que lo que más la preocupa de su equipo es "de mediocampo hacia arriba", ya que les está "costando demasiado" que le llegue el pase a Van Nistelrooy o Raúl. "Eso no funcionó demasiado bien, pero es un tema de un día o dos", dijo, esperando que mañana no se repita este problema.

Noticias Relacionadas