Martes, 23 de Octubre de 2007

América Latina y el Caribe, en el cuarto puesto mundial en gasto público en educación

EFE ·23/10/2007 - 19:48h

EFE - América Latina y el Caribe se sitúa en el cuarto puesto mundial en cuanto al gasto público en educación. En la imagen, un colegio cubano. EFE

América Latina y el Caribe se sitúa en el cuarto puesto mundial en cuanto al gasto público en educación, delante sólo de las regiones de Europa Central y Oriental y de Asia Central y del Este y el Pacífico.

Esa es una de las clasificaciones que hace el Instituto de Estadística de la Organización de la UNESCO (IEU) en su Compendio Mundial de la Educación 2007, de reciente publicación y en el que incorpora los datos de más de 200 países.

Sin sorpresas, son los gobiernos de América del Norte y de Europa Occidental los que destinaron los porcentajes más elevados de sus recursos nacionales al sector de la educación (5,6 por ciento del PIB regional), seguidos de los Estados Árabes y de los de África subsahariana, con el 4,9% y el 4,5%, respectivamente.

Con un 4,2% y un 2,8%, tras América Latina y el Caribe, se colocaron los países de las regiones de Europa Central y del Este y de Asia Central y del Este y del Pacífico.

Pero si la lectura se hace desde el punto de vista de lo que aportó cada región a los 2,5 millones de billones de dólares que todos los gobiernos de mundo invirtieron en educación en 2004, los países de América Latina y del Caribe suben un puesto en la clasificación mundial, para hacerse, por así decirlo, con el bronce.

En ese podio imaginario, América del Norte y Europa Occidental siguen en el puesto más alto (55,1% de aportación al total mundial) y los países de Asia del Este y del Pacífico se aupan a la segunda plaza (17,6%)

La aportación de América Latina y el Caribe a esos 2,5 millones de billones de dólares -que equivalen al 4,4% del Producto Interior Bruto Mundial (PIB) que los estados destinaron a la educación en 2004- fue del 7,6%, según el informe divulgado por la oficina de estudios estadísticos de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Pese a lo que pueda parecer, ese puesto "no está mal como punto de partida", manifestó hoy a Efe en conversación telefónica desde París el asesor regional del IEU para América Latina y el Caribe, el argentino Daniel Taccari.

Y es aceptable, dijo, porque es "equilibrado", ya que el gasto público en esa región (7,6%) es sensiblemente proporcional a la importancia de su población en edad escolar (9%) y su parte de riqueza a nivel mundial (8%).

Con el baremo del gasto público por alumno en función del PIB "per cápita", los países latinoamericanos que más invierten en educación primaria son -por este orden- Cuba, Barbados y San Vicente y Granadinas, frente a Guatemala, Perú y Uruguay, que van a la cola.

Cuba, Barbados y San Vicente y Granadinas lideran también la lista de países de la región que más recursos estatales destinan también a la educación secundaria, según indicó también a Efe Albert Motivans, el jefe de la unidad de indicadores y de análisis del IEU, con sede en Canadá.

Guatemala, República Dominicana y Perú son, por contra, los que menos invierten en ese ciclo formativo, precisó la misma fuente.

En cuanto a la enseñanza universitaria, Belice, Cuba y México se sitúan en cabeza de los países que más recursos destinan de sus arcas públicas a ese capítulo, mientras que Perú y Chile destacan justo por lo contrario, dijo Motivans.

El caso de Chile es particular ya que en su sistema educativo la financiación privada tiene un peso importante: sólo la aportación familiar directa a la educación es del 31%.

Según los datos disponibles, Nicaragua es el país latinoamericano donde se registran los gastos más elevados de las familias en educación al tener que sufragar la mitad de los costes.

Chile, junto con Cuba, Barbados, Argentina y Uruguay, se encuentra entre los países que ya han conseguido alcanzar el objetivo de universalizar la educación primaria, que forma parte de los retos del Milenio para 2015, según Taccari.