Martes, 23 de Octubre de 2007

Al Gore afirma que ve "bastantes escépticos en España" sobre el cambio climático

EFE ·23/10/2007 - 17:06h

EFE - El ex vicepresidente estadounidense y premio Nobel de la Paz 2007 Al Gore pronunció una conferencia sobre cambio climático hoy en el Palacio de Congresos de Barcelona. EFE

El ex vicepresidente norteamericano Al Gore, flamante premio Nobel de la Paz 2007, ha llevado hoy a Barcelona su lucha contra el cambio climático, donde ha afirmado que, pese a la gravedad de los efectos de este fenómeno científicamente probado, aún ve "bastantes escépticos en España".

Un millar de personas, en su mayoría empresarios, han llenado el auditorio del Palacio de Congresos de la Fira de Barcelona para escuchar al autor del documental "Una verdad incómoda", que en una larga conferencia, casi idéntica a la que ya pronunció el pasado mes de junio en la capital catalana, ha explicado las causas, los efectos y las respuestas que se pueden dar a este fenómeno global.

Con una escenificación perfectamente estudiada, Gore ha recurrido a una gran pantalla y decenas de fotografías, gráficos y datos científicos para ilustrar el verdadero alcance del calentamiento global del planeta y las consecuencias que ya está teniendo, especialmente en los polos.

"El reto al que nos enfrentamos es de una emergencia planetaria", ha advertido Gore, mientras en la pantalla se sucedían impactantes imágenes de glaciares fundiéndose, ciudades inundadas, regiones desertizadas, voraces incendios, ríos sin agua y montañas sin nieve, consecuencia, todo ello, del cambio climático.

Pese al alarmismo de las imágenes, Gore ha querido transmitir un mensaje de optimismo, pues, según ha dicho, "aún nos queda tiempo" para revertir esta situación, aunque "hay que actuar de inmediato" y de manera conjunta.

En este sentido, Gore ha criticado la falta de interés de la clase política, y en especial de la derecha estadounidense, por impulsar medidas que combatan el cambio climático, empezando por la necesidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2), el principal causante de este fenómeno.

"Tenemos todo lo necesario para resolverlo, con excepción del interés político. Pero el deseo político es un deseo renovable", ha subrayado el ex vicepresidente estadounidense, centrado desde hace unos años en la lucha medioambiental.

Gore ha hecho extensiva esta crítica a España, donde, lamentablemente, ha "visto que hay bastantes escépticos" respecto a la problemática que él trata de dar a conocer.

Aunque no lo ha citado, las palabras de Gore han parecido dar respuesta a las declaraciones de ayer en Palma de Mallorca del líder del PP, Mariano Rajoy, quien dijo que no se puede convertir el cambio climático "en el gran problema mundial" y puso en duda las predicciones de los científicos.

Para Gore, la lucha contra el calentamiento de la Tierra no debe responder a motivaciones políticas o ideológicas, sino a "nuestra propia responsabilidad hacia nuestros hijos y nietos", como futuros habitantes del planeta.

El escepticismo de parte de la población española sorprende aún más a Gore teniendo en cuenta que los efectos del calentamiento global del planeta serán más dañinos en España que en cualquier otro país europeo ya que, debido a su situación geográfica, se intensificarán las olas de calor, lloverá menos y habrá más zonas desertizadas.

No obstante, Gore ha recordado que el cambio climático conlleva retos y también oportunidades, por lo que España, que tiene recursos importantes de viento y sol, tendría que apostar por la energía renovable para exportarla a Europa.

Con esta conferencia, Gore ha querido transmitir el mensaje de que si el planeta no se pone manos a la obra e impulsa de inmediato medidas para paliar el calentamiento de la Tierra, las catástrofes que se están registrando actualmente serán sólo "el primer sorbo de una taza amarga".