Martes, 23 de Octubre de 2007

La Guardia Civil afirma que sólo han constatado 33 muertes de inmigrantes a pesar de los datos de las ONG

EFE ·23/10/2007 - 15:33h

EFE - Imagen de archivo de inmigrantes en la isla de La Palma. EFE

La Guardia Civil contabiliza los inmigrantes muertos a partir el recuento de cadáveres y sólo ha podido constatar 33 óbitos frente a los datos que ofrecen diversas organizaciones, informó hoy el director Centro Coordinador Regional de Canarias, Francisco Gabella.

Durante la II Conferencia Policial Euro-Africana, agregó que estos datos suponen un incremento con respecto al año pasado, pero no en el número "que dicen las ONG", pues se ha pasado de 26 a 33, incluidos los fallecidos en hospitales, lo cual no quiere decir que estas organizaciones "no tengan razón", pero la Guardia Civil se basa en los cuerpos, subrayó.

En cuanto a los desaparecidos en el mar, son datos que se obtienen de las manifestaciones de los inmigrantes y asegura que han disminuido.

En total, subrayó que el último dato dado por su departamento determina que desde que comenzó la inmigración han desaparecido 1.200 personas.

Sobre los barco nodriza, dijo no dudar que son una vía que se puede utilizar en algún momento, pero hasta ahora los servicios de vigilancia española no los ha podido detectar.

Para el delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, los "barco chatarra son una realidad", pues son antiguas embarcaciones soviéticas o egipcias que en la actualidad faenan en las costas africanas y que en cualquier momento pueden caer en manos de la mafia que los usa para el tráfico de personas, lo que se ha dado en una docena de casos en los últimos años.

Por su parte, el responsable de la jefatura Fiscal y Fronteras del instituto armado, el general Francisco Macarrón, se refirió al personal de las patrulleras y aseguró que no existe problema alguno de escasez.

De hecho, se trata de personal voluntario y las peticiones son "abrumadoras".

Sobre los retos de futuro, destacó la necesidad de incrementar las relaciones y cooperación entre África y España, si bien en la actualidad son buenas, aunque más intensas con los países donde comenzó el movimiento migratorio hacia Europa como Mauritania, Senegal, Gambia o Cabo Verde, entre otros.