Martes, 23 de Octubre de 2007

Tusk anuncia una mejora de las relaciones con la UE y Kaczynski le acusa de servir a Merkel

EFE ·23/10/2007 - 13:51h

EFE - El vencedor en las elecciones legislativas polacas, el liberal Donald Tusk, aseguró hoy que las prioridades del futuro gobierno polaco en política internacional serán mejorar las relaciones con Rusia y la UE. EFE

El futuro primer ministro de Polonia, el liberal Donald Tusk, aseguró hoy en Gdansk (norte del país) que sus prioridades en política exterior son mejorar las relaciones con la UE y con Rusia, mientras que el derrotado Jaroslaw Kaczynski sugirió que Tusk va a ser "el chico de los recados" de Angela Merkel.

Donald Tusk hizo estas declaraciones después de que la Comisión Electoral Nacional ofreciese los resultados oficiales de las pasadas elecciones, en los que se confirma el triunfo de los liberales por mayoría simple.

Tras esta victoria, se suceden los mensajes de optimismo desde toda Europa, donde se considera al líder de Plataforma Ciudadana (PO) como a un político capaz de reconducir el papel de Varsovia en la Unión, donde hasta ahora ha sido el socio inconformista y rebelde.

El vencedor en estos comicios anunció en su ciudad natal que sus primeras visitas oficiales serán a "Bruselas, Washington y Moscú", los tres ejes en la política exterior polaca, donde Tusk podrá hacer gala de su ferviente europeísmo, su visión ultraliberal de la economía y su carácter dialogante.

El primer ministro saliente, el conservador Jarsolaw Kaczynski, también considera que con la victoria liberal cambiarán sustancialmente las relaciones entre Polonia y la UE y, sobre todo, con la vecina Alemania.

"Berlín prefiere tener aliados débiles", aseguró Kaczynski en unas declaraciones a la radio pública polaca, en las que también aludió a Tusk al señalar que la canciller alemana "Angela Merkel ya ha llegado a la conclusión tras varias conversaciones de que un conocido político polaco va a ser como el chico de los recados".

Más allá de la política internacional, PO tiene todavía por delante decidir con quién pactará para formar el próximo gobierno, ya que sus 209 parlamentarios no son suficientes para alcanzar la mayoría absoluta en el Parlamento polaco (Sejm), que cuenta con 460 escaños.

Todo apunta a que el futuro socio de los liberales será el partido PSL, partido campesino, conservador y de corte moderado, con el que PO ya mantiene acuerdos en algunos ayuntamientos del país, hasta ahora con resultado positivo.

Tusk adelantó que a partir de mañana PO comenzará los contactos con esta formación, que cuenta con 31 diputados, número que sumado a los parlamentarios liberales es suficiente para controlar el Parlamento.

"Veremos cuáles son sus exigencias cuando nos reunamos con ellos", indicó Tusk, quien ya ha mantenido en distintas ocasiones reuniones informales con el líder del PSL, Waldemar Pawlak.

Tras las negociaciones y una vez que se constituya el nuevo Parlamento, deberá ser el presidente de la república, Lech Kaczynski, quien designe al futuro jefe del ejecutivo.

"De acuerdo a la Constitución, el presidente de la república aceptará cada elección democrática del gobierno en Polonia y respetará sus decisiones", señaló el secretario de Estado de la cancillería presidencial, Michal Kaminski.

Kaminski quiso dejar claro que el presidente tendrá una actitud de colaboración con el nuevo gobierno, aunque para muchos polacos el hecho de que sea hermano gemelo del primer ministro saliente, Jaroslaw Kaczynski, augura lo contrario.

Los resultados oficiales hechos públicos hoy por la Comisión Electoral confirmaron la victoria liberal en el Parlamento, con un 41,51 por ciento de los votos, lo que equivale a 209 escaños, según informó hoy un portavoz de la comisión.

El Partido Ley y Justicia (PiS) de los hermanos Kaczynski contó con el respaldo del 32,11 por ciento de los votantes, lo que le reportó un total de 166 parlamentarios.

PO también obtuvo la victoria en el Senado, con 60 senadores, mientras que los conservadores de PiS sólo consiguieron 39.

El gran derrotado en estas elecciones, Jaroslaw Kaczynski, reconoció hoy que la televisión ha causado el cambio de gobierno en Polonia, después de su estrepitosa derrota en el debate televisado que le enfrentó a Donald Tusk durante la campaña electoral, tras el cual millones de polacos decidieron dar su voto al partido liberal.

"Mi debate con Donald Tusk fue un error", lamentó Jaroslaw Kaczynski en Polskie Radio.

Para el todavía primer ministro, la televisión tuvo una gran influencia en los resultados, aunque no sólo por la emisión del debate en el que resultó derrotado por el hoy ganador, Donald Tusk.

"El spot electoral de la televisión pública, 'Ve a las elecciones, cambia Polonia', también ha influido en que hayamos perdido", aseguró Kaczynski, quien consideró que ese espacio publicitario "debería haber dicho sólo 'Ve a las elecciones'".