Martes, 23 de Octubre de 2007

Francia extradita a España al ex dirigente de los GRAPO Fernando Silva Sande

EFE ·23/10/2007 - 15:36h

EFE - Francia ha extraditado hoy a España al ex dirigente de los GRAPO Fernando Silva Sande, en la imagen, para ser juzgado, entre otras causas, por el secuestro del empresario zaragozano Publio Cordón. EFE

Francia ha extraditado hoy a España al ex dirigente de los GRAPO Fernando Silva Sande para ser juzgado, entre otras causas, por el secuestro del empresario zaragozano Publio Cordón, informaron a Efe fuentes próximas al caso.

Silva Sande, que ya había sido entregado de forma temporal a España a finales de 2005 para ser juzgado por su presunta participación en el intento de robo de un furgón blindado en 1994, ha sido trasladado de París a Madrid por vía aérea.

El considerado como máximo responsable de los comandos armados de los Grupos de Resistencia Antifascista del Primero de Octubre (GRAPO) desde 1998 hasta su arresto en París en noviembre de 2000 ha cumplido la pena de ocho años de prisión dictada por el Tribunal de Apelación de París en 2004.

Esa corte había rebajado en dos años la condena impuesta en primera instancia por el Tribunal Correccional de París, que le había sentenciado a diez años, el máximo por el delito de asociación de malhechores con fines terroristas.

La detención de Silva Sande en 2000 se produjo en el marco de una redada de la policía francesa contra la cúpula de los GRAPO y del Partido Comunista de España reconstituido (PCEr) en París y alrededores.

El líder "histórico" del PCEr, Manuel Pérez Martínez, "camarada Arenas", también arrestado en esa operación y condenado a ocho años de prisión en apelación, fue entregado a España el pasado noviembre para ser juzgado por el secuestro de Cordón y otras causas en la Audiencia Nacional de Madrid.

En julio de 2006, la Fiscalía española anunció que pediría 28 años de prisión contra Silva Sande por el secuestro del empresario raptado por los GRAPO en Zaragoza en 1995 y cuyo paradero se desconoce desde entonces.

En noviembre de 2005, tras su entrega temporal a España el mes anterior, Silva Sande aseguró que no planificó ni intervino en ningún momento en ese secuestro, en una declaración ante la juez Teresa Palacios con la que rompió el mutismo que había observado sobre ese caso.