Martes, 23 de Octubre de 2007

La Reina y la primera dama de Eslovaquia visitan los tesoros de la Biblioteca Nacional

EFE ·23/10/2007 - 15:24h

EFE - La reina Sofía y la esposa del presidente de Eslovaquia, Silvia Gasparovica (d), durante su visita hoy a la exposición "Obras maestras de la Biblioteca Nacional". EFE

La Reina y la primera dama de Eslovaquia, Silvia Gasparovica, visitaron hoy la exposición que muestra piezas únicas y los tesoros de la Biblioteca Nacional.

Doña Sofía y la esposa del presidente de Eslovaquia, Ivan Gasparovic, en visita de Estado a España, fueron recibidas por la directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral, con quien posaron ante los medios gráficos con el cartel de la exposición al fondo.

La Reina y Silvia Gasparovica recorrieron toda la muestra acompañadas también por las comisarias Cristina Guillén e Isabel Ortega, quienes les explicaron las piezas que componen esta exposición que se inauguró el pasado día 17 de octubre y que estará abierta al público hasta el 20 de enero.

El manuscrito del cancionero de Stúñiga, el del libro del Buen Amor, otro manuscrito de Cicerón y una obra musical de Barbieri son algunas de las piezas únicas que pudieron contemplar las primeras damas de España y Eslovaquia.

"Biblioteca Hispánica: Obras Maestras de la Biblioteca Nacional de España" ofrece 192 piezas de muy diversos tipos, antigüedad y temática que seleccionó entre los riquísimos y variados fondos de la Biblioteca Nacional un comité de expertos.

La muestra está dividida en siete secciones temáticas que reflejan la actividad del ser humano creador en el ámbito cultural, artístico, científico o técnico, y cómo representa su mundo.

La primera, dedicada al autor y la transmisión reúne obra literaria, gráfica, cartográfica y musical como el manuscrito de "La dama boba" de Lope de Vega o la pieza "Jugar con fuego" de Barbieri.

Otro apartado, "Del concepto imaginado al práctico", ofrece textos y manuales para la enseñanza de las lenguas y además del Beato de Liébana, el catecismo con el que Pedro de Gante difundió entre los indios el cristianismo con pictogramas, primer manual para enseñar a hablar a los mudos.

El "De aetatibus mundi imagines", del renacentista Francisco de Holanda; el libro de horas de Carlos VIII, dibujos y grabados en distintas técnicas de Velázquez, Goya, Durero, Rembrandt, Ribera, Carducho y Fortuny se acompañan con obras de compositores como Juan Bermudo, Francisco Salinas o Tomás Luis de Vitoria.

Entre las piezas más llamativas, El Atlas de Sgrooten, dedicado a Felipe II, da idea en otra sala con cartografía de cómo se ampliaba el mundo conocido, junto con reflexiones de Hernán Cortés, Bartolomé de las Casas o Diego Durán, y mapas impresos de grandes dimensiones con obras de Jorge Juan, Antonio de Ulloa y Alexander Humboldt.