Martes, 23 de Octubre de 2007

Aznar advierte de la "nueva especie totalitaria" encarnada en Hugo Chávez

Alerta del "efecto contaminante" en Latinoamérica del Nuevo Socialismo del Siglo XXI

EFE ·23/10/2007 - 07:50h

EFE - El ex presidente del gobierno español Jose María Aznar Aznar alertó sobre el "efecto contaminante" en Latinoamérica del Nuevo Socialismo del Siglo XXI que preconiza el presidente venezolano, Hugo Chávez (en la imagen). EFE

El ex presidente del gobierno español Jose María Aznar dijo hoy en Miami (Florida) que Latinoamérica está amenazada por "nueva especie totalitaria" que el presidente venezolano, Hugo Chávez, quiere imponer en la región.

Aznar alertó sobre el "efecto contaminante" en Latinoamérica del Nuevo Socialismo del Siglo XXI que preconiza Chávez, "especie totalitaria" y "vieja receta revolucionaria marxista", dijo, que sólo puede conducir a un retroceso a los países que la apliquen.

Para Aznar, Latinoamérica se encuentra en una "encrucijada decisiva" en la que debe elegir entre la senda de las democracias liberales y las economías de mercado o "retornar al autoritarismo, populismo y regímenes dictatoriales".

El ex-presidente español dejó claro que se trata de un "populismo y revolucionario (en referencia a Chávez)" despojado del "maquillaje viejo del marxismo" que se sustenta en el precio del barril de petróleo e ironizó que "no es lo mismo ser revolucionario a 90 dólares el barril de petróleo que a cinco dólares".

Críticias a Evo Morales 

Aludió también, sin mencionar expresamente a Bolivia, al "indigenismo radical excluyente" que se detecta en América Latina y que intenta forzar a los pueblos de la región a "volver a sociedades del pasado".

A su juicio, se debe desenmascarar y denunciar a esos "líderes que se invisten de plenos poderes y que utilizan los resortes democráticos para vaciar la democracia de contenido real.

Aznar insistió en que Latinoamérica está en una encrucijada en la que debe apostar por los buenos aliados y señaló que los gobernantes demagogos son los que "más desacreditan los tratados de libre comercio y la globalización".

Defensa de la Globalización 

Al referirse a las ventajas de la globalización, Aznar mencionó los datos económicos mundiales de 2004-2007, el período de mayor expansión económica en treinta años, aseguró Aznar, con una tasa de crecimiento del PIB del cinco por ciento.

Sostuvo que la llamada de la globalización y los tratados de libre comercio son el recurso inapelable para que Latinoamérica se incorpore de "forma definitiva a las corrientes de prosperidad y libertad".

Frente a esta corriente, dejó claro, se alza el discurso de algunos líderes políticos de la región que persiguen implantar la "inseguridad jurídica" y la "falta de transparencia", así como suprimir el Estado de Derecho y cercenar la "justicia independiente".

A la vez consideró prioritario que el Congreso de EE.UU. ratifique el TLC suscrito con Colombia, ya que, de no hacerlo así, dijo, se enviaría un mensaje desalentador a Latinoamérica que sólo favorecería la expansión del chavismo y el triunfo de las FARC.

José María Aznar expresó su admiración por el coraje y la determinación del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, "el mejor aliado de Estados Unidos", en la lucha contra el narcoterrorismo sin renunciar a los resortes de una democracia liberal.

La transición cubana 

Al hablar de Cuba, el presidente de la Fundación para el Análisis y los Estados Sociales (FAES) afirmó que deseaba para este país lo mismo que desea para España y manifestó su extrañeza porque "haya españoles que deseen para Cuba cosas distintas".

Recordó que en 2006 propuso a la Unión Europea (UE) que se trazara una política común respecto de Cuba que se cimentaba en dos cuestiones: en primer lugar, que "nada es posible sin el respeto a los disidentes" de la isla, después, que Cuba debía "encaminarse hacia una transición democrática".

En este sentido, dejó claro que nunca apoyará "una transición entre hermanos (después de que Fidel Castro delegase su poder en su hermano Raúl por problemas de salud)" para que Cuba siga teniendo el mismo régimen.

En la lucha contra el terrorismo, destacó la importancia de forjar una "alianza atlántica" para vencerlo y propuso efectuar una reforma atlántica que observe el terrorismo como una "amenaza global que exige una respuesta global", ya que, resaltó, quienes piensen que no va con ellos se equivocan.