Martes, 23 de Octubre de 2007

España dice que el ajuste al desequilibrio mundial no debería depender sólo del euro

EFE ·23/10/2007 - 01:34h

EFE - El secretario de Estado de Economía español, David Vegara durante la rueda de prensa ofrecida en la Asamblea Anual conjunta del FMI y el Banco Mundial celebrada en Washington, EE.UU.. EFE

El secretario de Estado de Economía español, David Vegara, dijo hoy que el ajuste de los desequilibrios mundiales del sector externo no debería depender "sólo" del tipo de cambio del euro, que se ha apreciado firmemente frente al dólar.

En un discurso en la sesión plenaria de la Asamblea Anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, que concluye hoy, Vegara destacó que aún "hay desequilibrios globales y su ajuste debería ocurrir de forma ordenada".

No obstante, subrayó, "el ajuste no debería depender sólo del tipo de cambio del euro".

Vegara pareció indicar con ello que la caída adicional del dólar que pronostican muchos analistas no debería ser únicamente frente al euro, sino que tendría que repartirse con respecto a otras monedas, de forma que el impacto sea menor.

El Fondo es una de las instituciones que creen que para corregir esos desequilibrios, el dólar debe depreciarse aún más y el yuan chino debería ganar valor, mientras que el euro está en su nivel de equilibrio.

En su discurso ante la sesión plenaria, el propio director gerente del FMI, Rodrigo Rato, alertó, sin embargo, del riesgo de una posible "caída abrupta" del dólar frente al euro.

Según Rato, la apreciación adicional del euro podría reducir las perspectivas de crecimiento de la zona e intensificar las presiones proteccionistas.

Al contrario que la zona euro, el gobierno chino interviene en el mercado para evitar la apreciación del yuan.

Vegara, que dio su discurso en nombre del ministro de Economía, Pedro Solbes, quien no acudió a la Asamblea Anual, dijo que el Producto Interno Bruto (PIB) de España subirá este año "cerca de un 3,8 por ciento", en línea con el 3,7 por ciento que vaticina el FMI.

"En los próximos trimestres prevemos una ralentización suave en sincronía con la economía mundial, aunque manteniendo el patrón de crecimiento alto de los últimos años", dijo Vegara en inglés.

Según el funcionario, España está bien preparada para afrontar el nuevo entorno económico internacional y "el sistema financiero es robusto, rentable, solvente".

Respecto al gobierno interno del Fondo, Vegara recalcó que la distribución actual de las cuotas, que determinan el poder de voto, no refleja la situación económica de sus miembros.

Actualmente España tiene en torno al 1,40 por ciento del voto y, dado su mayor peso en la economía mundial, aspira a lograr el dos por ciento.

La reforma "es esencial para reforzar la legitimidad del FMI", dijo Vegara.

"Hemos hecho algunos avances en temas técnicos en el último año, pero ahora hemos alcanzado el momento de compromiso y toma de decisiones", señaló.

Las negociaciones de la reforma se atascaron hace unas semanas porque los países con más peso en el Fondo, ricos en su mayoría, no se muestran dispuestos a renunciar al poder que reclaman las naciones infra-representadas, casi todas emergentes.

Vegara defendió el papel del Fondo en el mundo y dijo que su relevancia "no se puede medir sólo por la cantidad de préstamos que extiende, sino también por su papel vital como foro de coordinación y supervisión".

En su discurso, el funcionario también manifestó el apoyo "firme" del Gobierno español al trabajo del Banco Mundial sobre el cambio climático.

Asimismo, instó a los países donantes a aportar dinero a la Asociación Internacional de Desarrollo (IDA, en inglés), un fondo gestionado por el Banco Mundial que otorga donaciones y préstamos sin intereses a los 81 países más míseros del mundo, entre ellos Bolivia, Honduras, Nicaragua y Haití, en América.