Lunes, 22 de Octubre de 2007

Olmert se felicita por la firmeza de Sarkozy sobre la seguridad de Israel

EFE ·22/10/2007 - 16:10h

EFE - El presidente francés, Nicolas Sarkozy (i) da la bienvenida al primer ministro israelí, Ehud Olmert, a su llegada al Elíseo. EFE

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, se felicitó hoy de la firmeza del presidente francés, Nicolas Sarkozy, sobre la seguridad de Israel.

Sarkozy, "amigo sincero y verdadero de Israel y del pueblo israelí", dice que "la seguridad de Israel no es negociable" y que "no se puede transigir" al respecto, afirmó Olmert, en un discurso ante miembros de la comunidad judía francesa.

Unas horas antes del acto, organizado por el Consejo Representativo de las Instituciones Judías de Francia (CRIF), Olmert había mantenido su primer encuentro con Sarkozy desde que éste sucedió en el Elíseo el pasado mayo a Jacques Chirac, que era considerado en Israel como pro árabe.

"Hemos sido defraudados tantas veces que cuando de repente nos encontramos con lo que debería ser evidente, una palabra clara y única, esto refuerza nuestro sentimiento de seguridad", afirmó el primer ministro israelí.

Olmert, que ha invitado a Sarkozy a visitar Israel antes de que Francia asuma la presidencia semestral de la Unión Europea, en julio de 2008, celebró el "cambio de atmósfera" entre los dos países.

Las negociaciones entre Israel y los palestinos de cara a la conferencia internacional que Estados Unidos acogerá en Annapolis antes de fin de año y el problema del programa nuclear de Irán fueron los temas dominantes del encuentro entre Sarkozy y Olmert, según informó el portavoz del Elíseo.

En lo que a Irán se refiere, dijo, los dos países coinciden en que "no es aceptable" que Teherán posea el arma nuclear.

Con respecto al conflicto israelí-palestino, Sarkozy indicó a Olmert que "desde el momento en que la seguridad de Israel está asegurada, hay que hacer gala de creatividad y tratar de hacer gestos", señaló el portavoz, David Martinon.

Francia desea que se inicien negociaciones sobre el "estatuto final" de los territorios palestinos, indicó el portavoz, y mencionó entre otros puntos abordados por los dos dirigentes "el derecho al retorno, Jerusalén y la seguridad".

En su discurso ante la comunidad judía francesa, el primer ministro israelí dijo que la reunión de Annapolis "a finales de noviembre o comienzos de diciembre" "no es un lugar de negociación", sino una reunión "marco" de apoyo a Israel y los palestinos para un proceso que será "muy complejo".

Insistió en que ahora se está en el inicio de un proceso que llevará "quizás" a negociaciones "serias" con los palestinos y que va a suscitar debates entre los israelíes, pero subrayó que Israel seguirá "unido" en la voluntad de garantizar su seguridad, porque "sin seguridad no habrá paz".

Antes de viajar a París, el primer ministro israelí había advertido de que la conferencia de Annapolis "no es un evento susceptible de desembocar en un acuerdo" o en un avance "histórico".

Olmert viajará mañana a Londres para reunirse con el primer ministro británico, Gordon Brown.

También se reunirá allí con el jefe del Gobierno turco, Recep Tayyip Erdogan.