Martes, 23 de Octubre de 2007

El Rey habla de una Europa fuerte frente a retos como el terrorismo y el cambio climático

EFE ·23/10/2007 - 00:21h

EFE - El Rey Juan Carlos saluda a la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en presencia de su marido, Fernando Ramírez de Haro (d), a su llegada al Palacio Real, donde los Monarcas han ofrecido esta noche una cena en honor del presidente de Eslovaquia, Ivan Gasparovic (d). EFE

Eslovaquia y España "comparten el deseo de avanzar en la construcción de una Europa que responda plenamente a las necesidades de sus ciudadanos", y que contribuya a solucionar los grandes retos como el terrorismo o el cambio climático, ha dicho el Rey esta noche en la cena ofrecida en honor del presidente eslovaco, Ivan Gasparovic.

Don Juan Carlos, acompañado por la Reina y los Príncipes de Asturias, ha agasajado en el Palacio Real de Madrid al mandatario de Eslovaquia y a su esposa, Silvia Gasparovica, que esta mañana han iniciado en Madrid una visita de Estado a España.

En los brindis previos al ágape, el Rey ha apostado por impulsar "el creciente entendimiento entre los dos países", y, después de recordar su viaje de Estado a Eslovaquia en 2002, se ha congratulado de que ese país esté ya plenamente integrado en la Unión Europea y en la OTAN, y que aspire ahora a incorporarse al Espacio Schengen y a la Zona Euro.

De acuerdo con las palabras de Don Juan Carlos, los objetivos comunes de ambos países han marcado los trabajos de la actual Conferencia Intergubernamental y del Consejo Europeo en Lisboa.

Pero además, ha añadido el Rey, la elección de la República Eslovaca como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas durante el bienio 2006-2007, "nos ha permitido comprobar la importancia de su contribución a la paz y seguridad internacionales, especialmente en la región de los Balcanes".

El Jefe del Estado español ha asegurado que durante la Presidencia eslovaca del Consejo de Europa, que se inicia en noviembre, se avanzará en la promoción de los foros de diálogo que reflejen los valores comunes de todos los países de nuestro continente, complementaria al esfuerzo desarrollado por la Presidencia española de la OSCE durante 2007.

Entre los grandes desafíos que habrá que afrontar, Don Juan Carlos ha incluido, además del terrorismo y del cambio climático, la defensa de la paz, la promoción de los derechos humanos, la lucha contra el hambre y la pobreza y, también contra la delincuencia o el tráfico de drogas.

Gasparovich ha agradecido el apoyo español para su integración en Europa y ha recordado las palabras que dijo el Rey durante su visita a Eslovaquia de que la ampliación era fundamental para alcanzar el éxito histórico de la reunificación de Europa, y la mejor garantía de la propia democracia, la modernización y la prosperidad económica y social.

El mandatario invitado ha ofrecido su apoyo a los empresarios españoles y ha solicitado que el Aula Cervantes de Bratislava se convierta cuando antes en Instituto, y que ése sería un buen momento para que un miembro de la Familia Real fuera allí a constatar el afecto que se siente por España.

Por último, ha asegurado que su país se vanagloria de tener una de las primeras traducciones a nivel mundial de "El Quijote".

En la primera jornada de su visita de Estado, el presidente de Eslovaquia ha participado en un acto académico en la Universidad Complutense en homenaje al disidente eslovaco y héroe de la "primavera de Praga", Alexander Dubcek, y ha visitado el Museo Reina Sofía.