Lunes, 22 de Octubre de 2007

Un virus de excusas

Los grandes equipos españoles no han sabido reponerse de los encuentros internacionales. En el resto de Europa no ha pasado lo mismo.

PEPE Gª CARPINTERO / GONZALO CABEZA ·22/10/2007 - 22:25h

El brasileño Alex celebra un tanto con el Chelsea. EFE

El virus FIFA es una excusa recurrente. Cuando hay parón de Liga para que jueguen las selecciones, los clubes esgrimen este argumento para hacer más leve el dolor de la derrota. El discurso base del entrenador empieza con algo parecido a "no es excusa, pero los chicos están cansados". Cansados de jugar, de viajar y, en el peor de los casos, lesionados.

El Real Madrid y el Barcelona mordieron el polvo este fin de semana. Las declaraciones de los jugadores también apuntan a un culpable claro: el virus FIFA. "Es posible que nuestro calendario nos haya pasado factura", comentaba Puyol. "El parón no nos sentó nada bien", argumentaba Sneijder. El once blanco contó con seis jugadores en Montjuïc que habían tenido compromisos con sus selecciones, mientras que en el once inicial culé en el El Madrigal hubo ocho.

En Inglaterra no pasa

Madrid y Barça tienen el virus, pero el contagio parece que sólo se da en determinados equipos. La selección inglesa tuvo un durísimo enfrentamiento en tierras rusas que, por si fuese poco con el palo físico, también dolió en la moral de los pros, con pie y medio fuera de la Eurocopa.

Pues bien, sus principales jugadores, que militan en los grandes del país, se repusieron sin problemas. Por ejemplo, el Liverpool ganó su partido al Everton, a pesar de la lesión (con la selección) de Torres. El Manchester United tampoco se vio afectado por la extraña dolencia que hizo que los jugadores del Madrid no corriesen: Rooney anotó dos goles y Ferdinand, también en el equipo titular de los pross, marcó uno.

Los más sufridos jugadores de los equipos españoles han sido los brasileños, hasta el punto de que casi ninguno ha podido jugar. Robinho, Baptista y Ronaldinho comparten selección con Alex, que debe ser de los pocos jugadores que agradecen las largas jornadas de avión y aeropuerto, ya que marcó un gol con su equipo, el Chelsea. El otro lo marcó Drogba, que también estuvo fuera.

El Inter, líder del Calcio, tampoco sucumbió en esta semana de horarios cambiados, aunque en su caso le salvó un gol de Adriano, uno de los pocos que se quedó en Italia durante el parón. La Juve también sobrevivió, en este caso con un gol de Del Piero. El jugador transalpino ya no viaja con la azzurra y tiene una edad parecida a la de Raúl.

El Milan sí padeció la misma enfermedad que Madrid y Barcelona, y perdió en un partido que se presuponía fácil. Examinando a fondo la alineación del equipo lombardo, se puede ver una gran similitud con Madrid y Barcelona. Faltaba la estrella brasileña. Kaká es más disciplinado que los Robinho y Ronaldinho, y llegó a tiempo para jugar, pero su entrenador consideró conveniente reservarlo. No le salió bien la estrategia, a ellos también les debió afectar el virus FIFA.