Lunes, 22 de Octubre de 2007

ERC usará la ley de consultas para afirmarse frente al PSC

El domingo convoca a sus altos cargos en el tripartito para "fijar estrategia".

FERRAN CASAS ·22/10/2007 - 22:20h

Esquerra empezó a reaccionar después que su conferencia nacional del sábado evidenciara el creciente malestar de la militancia por la gestión del pacto de gobierno con el PSC e ICV. La primera medida de calado que urden los independentistas para "acentuar el perfil" es una ley de consultas "ambiciosa". Quieren demostrar a sus bases que horizonte independentista y gobierno no son antónimos.


El Estatut contempla la ley y el Parlament aprobó, en el reciente debate de política general, pedir al gobierno su redacción. La ponencia del cónclave republicano recoge la necesidad de que la futura ley "permita el ejercicio democrático del derecho a decidir".


La conselleria de Gobernación, que ostenta el secretario general de ERC Joan Puigcercós, ya prepara el anteproyecto pero los redactados y las memorias son embrionarios.


Dirigentes del partido entienden que la ley puede ayudar "a hacer verosímil el derecho de autodeterminación". En ella se regulará la celebración de referéndums -como el que Carod pretende en 2014- pero no se cuestionará que, como recoge la Constitución, el gobierno central los autorice.

Nueva ley del catalán
Para preservar su perfil, los independentistas también barruntan promover una nueva normativa sobre política lingüística que substituya o amplie con decretos la ley del catalán de 1998, que ellos no votaron por creerla insuficiente.

 

Con la lengua esperarán a que pasen las generales pero argumentan que deben adaptar la ley al Estatut, sobre todo en lo referido a la administración estatal en Catalunya. También fomentarán el catalán en el sector privado.


Fuentes de Esquerra avisan que serán intransigentes en la aplicación del pacto de gobierno y que si el PSC pretende rebajar los proyectos recurrirán a CiU, con quien suman mayoría en el Parlament.


Ayer se reunió la permanente de los independentistas e hizo una lectura autocrítica de la asamblea. Concluyeron que lo más inmediato era convocar una reunión entre la cúpula del partido y los altos cargos de sus cinco consellerias. Está medida está encaminada a contentar a los críticos transmitiendo y asumiendo el sentir de gran parte de la militancia.


Se reunirán el domingo y, según fuentes de la dirección, pedirán a cada departamento que tenga "un objetivo estratégico definido y vendible" sobre como avanzar en el terreno de la "liberación nacional".


Acordarán una estrategia y exigirán a los altos cargos que, des del gobierno, se impliquen en comunicar los logros "al electorado y a la militancia".

Los socios confían en que cumplan y ven más cohesión

El portavoz del PSC, Miquel Iceta, se refirió al cónclave de Esquerra mostrando "confianza" en que cumplan los acuerdos. Encontró normal que el 43% de militantes de ERC recelara del pacto con el PSC y que es inédito que un partido refrende un acuerdo de gobierno entre su militancia. Iceta vio el tripartito más cohesionado y afirmó que de preguntar a las bases del PSC por el tripartito no podía aventurar "que pasaría". Joan Herrera, de ICV, no pronosticó "ningún giro" en sus socios.