Lunes, 22 de Octubre de 2007

El PP cree que subir el salario mínimo provocará desempleo

El Gobierno lo incrementó un 33% desde 2004 y se han creado tres millones de puestos de trabajo.

 

PÚBLICO.ES ·22/10/2007 - 22:03h

Fue un enfrentamiento frontal, de conceptos opuestos. Por un lado, el PSOE y los sindicatos. Por otro, el PP y la patronal. En medio, la subida confirmada por Zapatero en Canarias de elevar durante la próxima legislatura el salario mínimo hasta los 800 euros mensuales.

La propuesta socialista, que ya había insinuado en alguna ocasión el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, recogió ayer reacciones de todo tipo. Para el PSOE el principal beneficio es un primer paso hacia la adecuación con los niveles europeos. Para el PP el principal miedo, una desaceleración en la creación o incluso la pérdida de empleos.

Pérdida de empleo

Mariano Rajoy arremetió contra la medida desde el Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se celebraba ayer en Palma de Mallorca. El líder de la oposición tildó la propuesta de "claramente electoralista" y la comparó a otras medidas, como las subvenciones de vivienda a los jóvenes, que en su opinión tampoco se materializarán. No se limitó a la última subida anunciada.

Rajoy también incluyó el límite de sueldo mínimo fijado por el Gobierno para el final de esta legislatura, 600 euros mensuales. Para el presidente del PP un incremento de esa cuantía puede "influir en la inflación" y perjudicar a la creación de empleo, algo que exige "reflexión" y en todo caso que no sea anunciado "en un mitin electoral".

En defensa de la medida salió la secretaria de Política Económica y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero. En su opinión, el crecimiento económico y la justicia social "no sólo son antagónicos sino que se complementan".

Ambas posiciones se han plasmado en sus distintos gobiernos. Durante los últimos cuatro años, el suelo salarial español ha subido en 110 euros y serán 140 si se alcanza el objetivo de los 600 antes del fin de la legislatura. El incremento supone un 33% respecto a 2004. Cuando el PSOE accedió al poder, el salario mínimo español estaba fijado en 460 euros. En los ocho años de Gobierno Aznar sólo había subido 70 euros, un 17 % con respecto a los 390 euros que se cobraban en 1996.

Aún así, Rodríguez-Piñero recordó que durante el Gobierno socialista no sólo no se ha perdido empleo sino que se han creado tres millones de puestos laborales, en su opinión algo compatible con subir el salario mínimo y controlar la inflación. El propio ministro de Trabajo, Jesús Caldera, aclaró que la medida se basa en estudios que demuestran que no afectará al desarrollo económico.

En la cola de Europa

A pesar de las subidas de los últimos años, España sigue muy lejos de los salarios de nuestros socios europeos. Sólo Portugal tiene, en la Europa de los quince, un suelo salarial menor que el nuestro. Irlanda, con una renta menor que la española, duplica de largo nuestro salario mínimo.

De esta situación parte el análisis del coordinador de Economía y Mundo del trabajo de IU, Javier Alcazar. Para la coalición, el incremento hasta los 800 euros sigue siendo "insuficiente" y está 300 euros por debajo del compromiso de la Carta Social Europea. El documento exige fijar el ingreso mínimo de los trabajadores en un 60% del sueldo medio. En la actualidad, en España esa tasa ronda el 36%.

Noticias Relacionadas