Lunes, 22 de Octubre de 2007

California en llamas

PÚBLICO.ES ·22/10/2007 - 19:33h

Ni las amplias autopistas que cruzan el Estado de California han detenido el devastador fuego. AFP


Las imágenes del satélite muestran las nubes de humo dirigiéndose hacia el oeste. AFP


Los bomberos rocían con espuma la vivienda del presidente de DreamWorks Animation SKG, Jeffrey Katzenberg, en la zona californiana de Malibú, donde un fuego incontrolado ha consumido ya 400 hectáreas y cerca de 30 residencias de lujo que habían sido evacuadas. EFE


La lucha contra el fuego no ha cesado desde que se desató. AFP


EFE - La Iglesia presbiteriana de Malibú también fue pasto de las llamas. AFP


El fuego, que ha obligado a evacuar a 250.000 personas sigue activo en varios frentes. AFP


Un helicóptero arroja agua para contener las llamas en la autopista que recorre la costa del Pacífico.AFP


Una bandera estadounidense ondea entre el humo de un incendio en Rancho Bernardo, California.


AP - Los residentes de Rancho Bernardo, en San Diego, escapan de las llamas en sus vehículos. Denis Poroy / AP


EFE - Una mujer se desespera al ver cómo el fuego se acerca a su vivienda y su comercio en San Pasqual, California. Sean Masterson / EFE


Un bombero pelea contra el fuego cerca de una vivienda en San Pasqual, Californias. Sean Masterson / EFE


Cientos de personas han sido evacuadas de Malibú, donde las llamas han destruido varias casas y amenazan la Universidad. AFP


Residentes de San Pasqual se protegen del humo y se preparan para combatir el fuego. EFE


Las ráfagas de hasta 100 km/h alimentaron las llamas que devoraron una iglesia y varios hogares de Malibú. Denis Poroy / AFP


El riesgo de propagación de los incendios que amenazan actualmente al sur de California aumenta por los vientos de Santa Ana que soplan en esta época del año. EFE


Los once mayores incendios forestales registrados hasta el momento han causado un muerto y obligado a la evacuación de miles de residentes en el sur de California. EFE


Vecinos de Camarillo, California, cargan sus coches mientras al fondo las llamas se acercan amenazantes. The County Star / AFP