Lunes, 22 de Octubre de 2007

Los abogados con mejores expedientes serán juez o fiscal

El PSOE les evitará la oposición para paliar el descenso de candidatos

PÚBLICO.ES ·22/10/2007 - 21:31h

Los licenciados en Derecho con mejores expedientes académicos en universidades públicas tendrán más fácil ser juez o fiscal. El PSOE incluirá en su programa electoral la posibilidad de que los abogados que terminen la carrera con mejores notas no tengan que opositar para optar a la carrera judicial o fiscal, o para ser secretarios judiciales. Los primeros accederán directamente a la Escuela Judicial por un periodo de formación por un número de años todavía indeterminado, y los fiscales y secretarios al Centro de Estudios Jurídicos.

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, lo anunció ayer en la apertura de la III Conferencia Internacional de Formación Judicial que se celebra en Barcelona. Con esta reforma se pretende paliar el descenso de candidatos para acceder a la judicatura y a la fiscalía que se ha producido en los últimos años, en los que paradójicamente ha aumentado la planta judicial. El año pasado quedaron vacantes 20 plazas de fiscales y 33 de jueces, al no aprobar el suficiente número de personas en dichas convocatorias.

 

"Hay que hacer atractiva la función jurisdiccional y proporcionar una formación adecuada. Hay que conseguir que la justicia se nutra de lo mejor de la sociedad, porque si tenemos buenos jueces, tendremos mejor justicia", aseguró.

Pescar donde pescan otros

Bermejo precisó que la reforma, que se pondrá en marcha si el PSOE gana las próximas elecciones, trata de "pescar allí donde están pescando los grandes despachos de abogados". Para conseguirlo "hay que hacer una buena oferta", como ofrecer a los mejores la posibilidad de ser jueces y fiscales sin opositar, accediendo directamente a la formación. Con ello, según el ministro, se conseguirá que, además de ser buenos operadores del Derecho, sean profesionales "impregnados de vida".

"Me gustaría que los jueces pasaran un tiempo en los servicios de urgencia de los hospitales y que conocieran lo que es la tensión en el trabajo", señaló el ministro.

Desde el Ministerio de Justicia se hizo hincapié en que la propuesta es un complemento a las oposiciones, como ha ocurrido desde la década de los 80 con el cuarto y quinto turno, que prevén, respectivamente, que juristas de reconocida competencia con más de diez años de experiencia y superen un curso de formación sean magitrados, y, con quince, puedan acceder al Tribunal Supremo. Los juristas con más de diez años de experiencia pueden ser magistrado de lo Civil y Penal de los Tribunales Superiores de Justicia.

La propuesta de Justicia se centra de momento en los jueces, fiscales y secretarios judiciales, por ser donde más se ha notado el descenso de opositores para cubrir las plazas. Mientras que en 2000 se presentaron 6.106 personas a las oposiciones, en 2006 sólo lo hicieron 3.900. En el concurso de 2003 para secretarios había 10 plazas por opositor y en las de 2005 había 19.