Lunes, 22 de Octubre de 2007

Los herederos de Woodgate

La plaga de lesiones de los fichajes del Madrid rememoran el caso del inglés. Todos tenía un historial médico delicado.

Ladislao Javier Moñino ·22/10/2007 - 21:05h

Nadie en el Real Madrid quiere escuchar su nombre, pero la saturada enfermería del club hace que retumbe en las paredes de Valdebebas. Un traspaso millonario, pocos partidos jugados y muchos quebraderos de cabeza a los servicios médicos fueron su legado.

El recuerdo de Jonathan Woodgate se ha reavivado en el club blanco ante la plaga de lesiones que afecta a cuatro de los fichajes realizados este verano: Robben, Pepe, Metzelder y Heinze. Todos con un historial médico delicado: lesiones de rodilla, del tendón de Aquiles, roturas fibrilares... Estas últimas son la pesadilla de la medicina deportiva, que prefiere una fractura limpia de un hueso a las engorrosas y a veces ocultas lesiones musculares. Tres de ellos, Robben, Heinze y Pepe, están de baja por roturas. Y Metzelder reapareció el sábado ante el Espanyol.

Fichajes millonarios

Por Pepe, el Real Madrid pagó 30 millones al Oporto. Hasta hoy, sólo ha disputado un partido oficial. Aún sigue convaleciente de una rotura fibrilar en el bíceps femoral derecho que sufrió en el primer partido de Liga ante el Atlético.
Tenía antecedentes de esa misma lesión en el Oporto. Su reaparición se ha retrasado. Una recaída podría agravarla y dejarle en la grada otra larga temporada. Que Pepe empezara a tocar balón la semana pasada fue celebrado por todo lo alto, visto que Schuster no acaba de ajustar la defensa.  

Arjen Robben fue el fichaje más caro de Ramón Calderón. Era una miembro de su ambicioso tríptico electoral: Kaká, Cesc y el extremo holandés. Pagó 36 millones de euros al Chelsea. Ha sido el único jugador con el que Roman Abramovich ha ganado dinero. El magnate ruso lo adquirió por algo más de la mitad de lo que recibió del club blanco. Ha disputado 331 minutos. Cuando llegó, tuvo que someterse a un plan específico para que la rodilla izquierda, operada dos veces, recuperara el tono físico adecuado. Sufrió una rotura muscular de grado 2 con Holanda el miércoles y estará, como mínimo, un mes de baja. No se descarta que este percance se deba a que los dolores en la rodilla le impiden apoyar bien.

Ironía desde el Chelsea

“¿Robben lesionado otra vez? Realmente, no me lo puedo creer”, ironizaba en un foro de Internet un aficionado del Chelsea. El propio jugador reconoció que no debió jugar el partido ante Eslovaquia: “He hecho el tonto”. “Tiene las piernas de cristal, pero del caro”, argumentaba otro forero del Chelsea. Gabriel Heinze llegó del Manchester United por 12 millones de euros.  Ha jugado 252 minutos. También regresó lesionado de la convocatoria con su selección. El argentino padece una rotura fibrilar de grado 1 en el aductor del muslo izquierdo.

Cristoph Metzelder, llegó gratis procedente del Borussia Dortmund. Ha disputado 33O minutos hasta el momento. Un golpe en una rodilla ante el Werder Bremen le dejó parado hasta el partido del Espanyol.  “¿Metzelder, al Madrid? Si apenas ha jugado en dos años por las lesiones”. Cuando el Madrid inició las negociaciones por él, la prensa alemana se quedó perpleja. Los propios servicios médicos del club le sometieron a exhaustivos reconocimientos para no incurrir en el mismo error que con Woodgate. En las tres últimas temporadas en Alemania, apenas llegó a la veintena de partidos de media y generaba dudas. De todos los fichajes, fue al que más se relacionó con el caso del central inglés durante el proceso de su contratación. La sombra de Woodgate es alargada. D