Lunes, 22 de Octubre de 2007

La ministra española de Educación abre el foro de cooperación entre rectores españoles y chinos

EFE ·22/10/2007 - 22:32h

EFE - La ministra española de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, en la apertura en Shanghai del II Foro de Rectores Hispano-Chino. EFE

La ministra española de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, abrió hoy en la Universidad de Estudios Extranjeros de Shanghai (SISU, en inglés) el II Foro de Rectores Hispano-Chino, destinado a impulsar la cooperación entre universidades de ambos países.

Cabrera firmó ayer en Pekín, junto a su colega chino, Zhou Qi, un acuerdo sobre reconocimiento de estudios y homologación de títulos, que permite a los estudiantes que hayan superado la selectividad de su país matricularse directamente en universidades del otro, además de un memorando de cooperación educativa que facilite su movilidad.

"Que los rectores de universidades de ambos países y la ministra de Educación de España hayan venido a decir que estamos muy interesados en todos esos temas (colaboración educativa y de investigación universitaria), supone mandar (a China) una señal", explicó a Efe Cabrera.

"España tiene interés en abrir nuevos horizontes a su política exterior, y no solamente en asuntos educativos o de investigación, pero en esos ámbitos estamos rompiendo un aislamiento tradicional, y abriendo la educación, la universidad y la investigación española al exterior", afirmó la ministra.

Para Cabrera, las relaciones de este tipo las ha establecido tradicionalmente España con Europa, América Latina y el Mediterráneo y, aprovechando el Año de España en China para tomar impulso, "ahora la apuesta de Asia, y de China en concreto, también la tenemos que jugar".

China es "el primer país no europeo con el que suscribimos un acuerdo de estas características", confirmó Félix García Lausín, secretario general del Consejo de Coordinación Universitaria del Ministerio de Educación y Ciencia.

El foro inaugurado esta noche, y que reunirá mañana a los máximos responsables de 25 universidades españolas (22 de ellos rectores) con 25 rectores chinos, "reconoce relaciones que ya existen entre universidades chinas y españolas", explicó la ministra, aunque eran bilaterales y centradas en el aprendizaje del español o del chino.

Por ello, el foro de hoy supone un pistoletazo de salida para que las universidades se conozcan, entablen nuevas relaciones y profundicen las existentes.

Además, se tratará de "poner en relación a equipos de investigación españoles y chinos sobre temas que nos preocupan a nosotros y a ellos especialmente, como es el cambio climático y un modelo distinto de crecimiento económico, más respetuoso con el medio ambiente", añadió Cabrera.

"Para las universidades españolas este es uno de los convenios más importantes que se habrán firmado en los últimos años con otro país", aseguró a Efe Virgilio Zapatero, rector de la Universidad de Alcalá de Henares, donde estudian cientos de estudiantes chinos al año.

El hecho de poder matricularse en universidades de España sin tener que pasar la selectividad española supone romper "un cuello de botella" que "estaba haciendo que miles de estudiantes chinos derivasen hacia universidades anglosajonas", aseguró.

Con todo, aun superada esa traba, son notables las dificultades de los estudiantes chinos para conseguir estudiar en España,

Los problemas se deben tanto al elevado coste de las matrículas en España, ya que China no beca este tipo de estudios en el extranjero, como a lo complicado que aún resulta obtener un visado de estudiante, explicó a Efe el hispanista Lu Jingsheng, decano de Filologías Occidentales de SISU.

Debido a estas y otras dificultades, como la lengua o encontrar una residencia, "España no se va a llenar de estudiantes chinos, ni viceversa", afirmó Ángel Gabilondo, rector de la Universidad Autónoma de Madrid y presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).

"No abramos falsas espectativas, estamos trabajando en procesos complejísimos, y los modelos (universitarios) son muy diferentes", advirtió, aunque se mostró "optimista" y convencido de que con el tiempo "abriremos muchos cauces".