Lunes, 22 de Octubre de 2007

250.000 evacuados por los incendios de California

Los fuertes vientos y la sequía agravan la situación y facilitan la expansión de las llamas que ya han provocado un muerto y 17 heridos.

 

PÚBLICO.ES ·22/10/2007 - 20:44h

Bomberos trabajan para extinguir el incendio en Malibú. EFE / PAUL BUCK

Unas 250.000 personas fueron evacuadas de sus casas por los incendios que han quemado unas 40.000 hectáreas ya en los alrededores de la localidad californiana de San Diego y causado la muerte a una persona, informaron hoy los bomberos. 

El alcalde de San Diego, Jerry Sanders, admitió que el fuego se ha extendido mucho más rápido de lo previsto y que se adentró en los límites de la ciudad a primera hora de hoy. 

Los fuertes vientos que azotan el sur de California han puesto hoy fuera de control los incendios que asuelan el área de Malibú y amenazan con extenderse por una región que, debido a la fuerte sequía, es fácil pasto de las llamas.

La sequedad del terreno y los fuertes vientos de Santa Ana han hecho que el incendio originado ayer en Malibú, enclave de celebridades, se extienda por el sur de California, entre los Ángeles y San Diego, y se cobre la vida de una persona y deje al menos 17 heridos.

Cuatro de esas personas son bomberos involucrados en las tareas de extinción de los fuegos, que se iniciaron el domingo por la mañana y que a última hora del domingo habían consumido una superficie de más de 80 kilómetros cuadrados, según un portavoz del Departamento Forestal y de Protección de Fuegos de California.

También las casas de las estrellas 

Malibú es un área residencial situada a pocos kilómetros de Hollywood, que ocupa unos 40 kilómetros a lo largo de la costa del Pacífico, y donde tienen su residencia numerosas estrellas del espectáculo, como Barbara Streisand o Pierce Brosnan.

Entre las viviendas afectadas se encuentra el lujoso castillo Kashan, propiedad de la filántropo Lily Lawrence, que acabó devorado por las llamas.

Entre las casas que ya han sido desalojadas se encuentran las del director de cine estadounidense James Cameron, la cantante Olivia Newton-John y los actores Ryan O'Neal y Victoria Principal.

También se encuentran en peligro las viviendas de los actores Mark Hammill, Sean Penn o David Duchovny.

El gobernador del estado de California, Arnold Schwarzenegger, ha declarado el estado de emergencia en siete condados de la región.

Pero la situación empeoró hoy y actualmente hay hasta doce focos de llamas sin control en la región.

Bill Metcalf, encargado de la protección de incendios en el condado californiano de Fallbrook, admitió que la situación en el área de San Diego "ha empeorado dramáticamente" durante la noche.

El fuego también ha llegado hasta el campus de la Universidad Pepperdine, lo que ha obligado a desalojar a trabajadores y alumnos.

Más de dos docenas de edificios, incluidas cinco viviendas, la sede de una empresa de fábrica de cristal y una iglesia presbiteriana, han sido destruidas hasta el momento en la zona de Malibú, según la cadena de televisión estadounidense CNN.

"La situación está cero por ciento controlada, lo que significa que estamos a merced del viento", afirmó la alcaldesa de Malibú, Pamela Conley.

Otro gran fuego, extendido por los fuertes vientos de unos 130 kilómetros por hora, ha arrasado unos 5.000 hectáreas alrededor de la localidad de Santa Clarita, a unos 56 kilómetros al noroeste del centro de Los Ángeles.

El alcalde de San Diego, Jerry Sanders, admitió que el fuego se ha extendido mucho más rápido de lo previsto y que se adentró en los límites de la ciudad a primera hora de hoy.

Sanders urgió a los ciudadanos de esa localidad a "recoger sus pertenencias más importantes para comenzar la evacuación inmediatamente".

Este suceso ocurre cuando aún resuena en la memoria de los ciudadanos de esa región el incendio que se cobró la vida de doce personas y consumió 1.134 kilómetros cuadrados de terreno al sur de Ramona, ocurrido esta misma semana hace cuatro años.

Noticias Relacionadas