Lunes, 22 de Octubre de 2007

España regula sus aguas residuales

El Gobierno aprobará un Real Decreto que prevé triplicar en ocho años la reutilización de agua

Paz Bernal ·22/10/2007 - 19:37h

España será el primer país europeo que legisle sus aguas residuales. El Gobierno aprobará el Real Decreto que establece el régimen jurídico de la reutilización de las aguas depuradas antes de que concluya esta legislatura. "Por lo que seremos el primer país de Europa, que tenga esta normativa", anunció ayer el director general del Agua del Ministerio de Medio Ambiente, Jaime Palop, en la inauguración del Congreso Mundial de Desalinización, que se celebra en San Bartolomé de Tirajan (Gran Canaria), organizado por la Internacional Desalination Association (IDA).

En la actualidad nuestro país reutiliza entre 400 y 450 hectómetros cúbicos anuales sobre 3.400 hectómetros cúbicos de aguas depuradas mientras que, en el horizonte del 2015, esa cantidad se triplicará, y se llegarán a utilizar 1.200 hectómetros cúbicos.


El objetivo final es potenciar el desarrollo sostenible, proporcionando un recurso escaso y necesario, como es el agua, a la vez que se mantiene un equilibrio entre la protección de la salud humana y el medio ambiente.
Palop destacó la experiencia española en la desalinización de aguas, una tecnología "que hemos vendido en China", de donde acaba de regresar la ministra Narbona.


Puso como ejemplo de esta internacionalización "el hecho de que hayamos ganado el concurso de la desaladora de Londres, que hemos construidos para garantizar el abasto de la ciudad durante los próximo Juegos Olímpicos" y, sobre todo, "lo importante es que se sepa que gracias a esta apuesta por la innovación y la tecnología, España se ha colocado entre los grandes países. No siempre fue así".


Recordó que hasta el año 1992 "el agua potable no llegó a Almería" o que en 2007 Melilla ha dejado de tener agua salobre. "Los problemas hídricos han sido la debilidad de este país que ahora hemos convertido en una fortaleza al haber logrado solucionarlos, y Canarias es un buen ejemplo de ello", señaló.


La lluvia ya no importa
El municipio de Torrevieja, en Alicante, acogerá la planta desaladora más grande de España y de Europa, con una capacidad para producir agua de entre 80 y 120 hectómetros cúbicos al año. Entrará en funcionamiento a finales de 2008.


Ésta será la mayor pero no la única desaladora que está construyendo el gobierno, porque hay otras 18 repartidas por el resto del país, cuatro de ellas estarán en Canarias, según los datos aportados ayer por el director general de Agua.


Esto significará que la producción de agua potable pasará de los actuales 1,9 millones de metros cúbicos a 2,8 millones en el horizonte del 2010, "garantizando así el abastecimiento en todos los sectores, incluida la agricultura". "La apuesta por desalinizar agua del mar", continuó Palop, "nos ha permitido avanzar en sectores como el turístico, ya no necesitamos estar pendientes del cielo y la lluvia para seguir progresando y manteniendo nuestro nivel de desarrollo".