Lunes, 22 de Octubre de 2007

Cate Blanchett asegura que los personajes reales le permiten "investigar"

EFE ·22/10/2007 - 21:06h

EFE - La actriz australiana Cate Blanchett, durante la presentación de "Elisabeth. La edad de oro", que se estrena el próximo día 9. EFE

La actriz australiana Cate Blanchett, ha encarnando en su filmografía a tres seres reales, que le han traído fama y premios: la reina virgen, en "Elisabeth"; Katie Hepburn, en "El aviador", y Bob Dylan, en "Im'not here". Lo ha hecho porque, dice, "son caracteres complejos" que le permitieron "investigar".

Blanchett, de 38 años, tras años haciendo teatro en su país, saltó a la fama en 1998 al encarnar en "Elisabeth" a la Reina Virgen. La película, aparte de ser candidata a siete Oscar, entre ellos el de mejor actriz, le trajo un Globo de Oro y el reconocimiento internacional.

Ahora, ha vuelto a reunirse con aquel equipo, otra vez bajo la dirección de Shekhar Kapur, para continuar la historia en "Elisabeth. La edad de oro", que se estrena el próximo día 9, y donde se mezcla la trama épica en forma de la guerra contra el catolicismo extremo de Felipe II, encarnado por Jordi Mollá.

Y el viaje íntimo de una mujer que ve pasar los años rodeada de soledad y manteniendo con brazo firme el poder, gracias a su fiel colaborador, encarnado de nuevo por Geoffrey Rush. Completa el reparto Clive Owen como objeto de deseo de la Monarca.

Cuando rodó la primera parte, Cate era, al igual que la Reina, joven y empezaba en el cine. Ahora, también como ella, vive sus años de esplendor. En referencia a esas dos mujeres, Blanchett contesta con ironía.

"Entonces yo era bella, joven y con muchas esperanzas. Ahora. como dice Geoffrey Rush, soy como todas las Elisabeth del cine, parezco una trucha con una peluca roja. Y lo cierto es que a las 6 de la mañana me siento así", dice entre risas.

Pero luego se detiene para hablar de esos personajes reales que le trajeron el Globo de Oro ("Elisabeth"), el Oscar (Kathie Kepburn en "El aviador") y la Copa Volpi de Venecia (el joven Bob Dylan en "I'm not here").

"Son papeles muy diferentes", dice Cate, quien comenta cómo al contar a sus amigos que iba a hacer por segunda vez 'Elisabeth' y también a encarnar a Bob Dylan, estos le preguntaron si estaba mal de la cabeza. Pero "yo tenía la esperanza de que cada uno de ellos encontraría su público", afirma.

El atractivo que le ofrecen estos seres reales es que posean "caracteres extremadamente complejos que me permiten investigar y abrirlos al mundo ", explica, para luego quitarse méritos en cuanto a los premios recibidos y exclamar: "¡Yo lo que hice fue trabajar con Scorsese, Kapur y Haynesx!".

Se refiere al azar como una baza esencial en el cine, recordando películas de calidad que filmó junto a Jim Jarmusch, Barry Levinson, o Sam Raimi, que "por una otra causa, no lograron repercusión". Es algo a lo que no encuentra sentido: "Son grandes directores y yo pongo la misma energía en una cinta grande o pequeña, pero... nunca se sabe"

De todos los cineastas con los que ha rodado, Cate Blanchett, mujer directa y clara, afirma sin pestañear: "Al trabajar con Scorsese te das cuenta de tu sitio en la historia del cine. Tiene una pasión que te infecta, y vive muy enfocado en los actores".

Ante el fin del rodaje de la nueva entrega de Indiana Jones, el secretismo impuesto por Spielberg se impone. "No puedo decir nada", adelanta previsora, pero luego cuenta con alegría la experiencia de llevar a sus dos hijos al set.