Lunes, 22 de Octubre de 2007

Trabajo ve posible que el SMI llegue a los 800 euros, mientras que empresarios y PP ven riesgo

EFE ·22/10/2007 - 16:22h

EFE - El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha afirmado hoy que ve posible subir a 800 euros el salario mínimo en 2012. EFE

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, consideró hoy que es "perfectamente posible" que el salario mínimo interprofesional (SMI) llegue a los 800 euros la próxima legislatura, mientras que desde el PP y el Círculo de Empresarios advirtieron de los riesgos que puede conllevar ese alza.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, fue el que ayer dio la cifra en Las Palmas de Gran Canaria.

Según Caldera, su Ministerio y el de Economía y Hacienda han hecho ya los estudios pertinentes sobre esa revalorización del salario mínimo y es "perfectamente posible", además de "compatible" con el desarrollo económico y con el crecimiento del empleo.

No opinó lo mismo el presidente del PP, Mariano Rajoy, quien advirtió que si el SMI sube a 800 euros podrá aumentar la inflación y frenarse la creación de empleo.

Para Rajoy cualquier alza de esa renta salarial es algo "muy serio" que se tiene que "estudiar" con detenimiento antes de tomar una decisión.

Por ello criticó al presidente Zapatero, así como a los Presupuestos Generales del Estado para 2008, que calificó de "lisa y llanamente de electoralistas" y de los que criticó el "absolutamente injustificado" aumento del gasto público.

Desde el Círculo de Empresarios también se advirtió de los posibles riesgos que pueda conllevar el que en la próxima legislatura el SMI llegue a los 800 euros, aunque no de forma tan categórica como Rajoy.

Su presidente, Claudio Boada, destacó que no ve "grandes problemas" en una subida del salario mínimo, pero avisó de que "puede dejar fuera del mercado (laboral) a gente menos capacitada".

Al respecto, el presidente del Comité de política económica del Círculo, Fernando Eguidazu, consideró que la revalorización sí puede influir en la escala salarial, a pesar de que el porcentaje de trabajadores que lo percibe "suele ser bajo".

Según Eguidazu, el incremento puede tener "efectos contrarios para el sector que se quiere proteger, cuya productividad es inferior a su salario".

La propuesta de Zapatero está en línea con lo que reclaman los sindicatos CCOO y UGT, quienes el pasado 9 de octubre pidieron al Gobierno que el salario mínimo se eleve un 8 por ciento anual en los próximos ocho años, con lo que llegaría a los 816,5 euros al mes en 2012.

En la actualidad está en 570,6 euros al mes y el compromiso del Gobierno es que al finalizar esta legislatura, 2008, se sitúe en los 600 euros.

La patronal CEOE está de acuerdo con que llegue a los 600 euros el próximo ejercicio, al igual que los sindicatos, pero no en que ahora se deba tratar el alza para la próxima legislatura.