Lunes, 22 de Octubre de 2007

Un testigo declara que vio a dos hombres "desaparecer" en un vehículo negro tras el accidente de Diana

PÚBLICO.ES / EFE ·22/10/2007 - 20:01h

EFE - Una mujer que circulaba por el Puente del Alma (en la imagen) poco después de que Diana de Gales y Dodi Al Fayed se estrellaran recordó hoy que vio a dos hombres montarse en un coche negro y "desaparecer" en él. EFE

Una mujer que circulaba por el Puente del Alma poco después de que el vehículo en que viajaban Diana de Gales y Dodi Al Fayed se estrellara recordó hoy que vio a dos hombres montarse en un coche negro estacionado cerca de la entrada del túnel y "desaparecer" en él.

Amel Samer, que prestó declaración mediante vídeo conferencia desde París en la investigación judicial sobre la muerte de la princesa y su novio, aseguró que le sorprendió ver un coche detenido cerca de la entrada del túnel, ya que era "extraño que hubiese un vehículo parado en el carril derecho de esa vía rápida".

La mujer aseguró que se dio cuenta de la existencia de los dos hombres tras ver el vehículo siniestrado y detenerse para llamar a los servicios de emergencia.

"Fue entonces cuando me fijé en que dos hombres dejaban el arco formado por los fotógrafos para dirigirse hacia el coche negro que mencioné al principio... Los vi montarse en el coche y desaparecer en él", añadió en su declaración, recogida por la agencia de noticias PA.

El vehículo era de grandes dimensiones, posiblemente un Mercedes o un Audi.

Llevaban cámara, pero no eran paparazzi 

La testigo, a la que se le mostró fotografías de las fichas policiales de los paparazzi detenidos en la escena del siniestro, no identificó entre ellos a ninguno de esos dos hombres.

Uno de ellos, que llevaba una cámara con un gran objetivo, era de constitución pequeña, tenía el pelo corto y castaño y llevaba gafas, mientras que el otro, de entre 30 y 40 años, no llevaba ninguna cámara.

La investigación judicial, requerida por la ley británica cuando un nacional muere de forma inesperada, violenta o por causas desconocidas, comenzó este mes tras varios aplazamientos y tratará de esclarecer si la muerte de la princesa fue producto de una conspiración o un trágico accidente.

El padre de Dodi, Mohamed Al Fayed, el dueño de los grandes almacenes Harrod's, continúa convencido de que tanto su hijo como lady Di fueron víctimas de una conspiración al más alto nivel, con la participación incluso del marido de Isabel II, el duque de Edimburgo, para impedir que la pareja pudiera casarse.

Diana, Dodi y el conductor Henri Paul murieron cuando el automóvil Mercedes en el que viajaban se estrelló en el túnel del Puente del Alma el 31 de agosto de 1997 y el único ocupante del vehículo que salvó la vida fue el guardaespaldas, Trevor Rees-Jones.

Noticias Relacionadas