Lunes, 22 de Octubre de 2007

Consulado de Venezuela y misión medica cubana sufren atentados en Bolivia

EFE ·22/10/2007 - 16:06h

EFE - Dos explosiones, al parecer de poca potencia, se produjeron esta madrugada en la ciudad boliviana de Santa Cruz. En la foto, el hotel "Riosinho", en la zona norte de La Paz, tras una explosión ocurrida el pasado 22 de marzo. EFE

El consulado de Venezuela y la vivienda de una misión médica de Cuba en la ciudad boliviana de Santa Cruz, feudo de opositores, sufrieron hoy atentados con explosivos de poca potencia, que el gobierno calificó de "cobardes" y un dirigente opositor dijo que eran "autoatentados".

Las explosiones se produjeron entre las 03.00 y las 04.00 (07.00 a 08.00 GMT) en dos barrios de la próspera ciudad oriental de Santa Cruz, donde hay una fuerte oposición al presidente Evo Morales y su alianza con su homólogo venezolano, Hugo Chávez, y el líder cubano, Fidel Castro.

Alex Contreras, portavoz del mandatario boliviano, dijo a los medios locales que los "atentados dinamiteros" no causaron heridos ni daños materiales de consideración.

El explosivo lanzado por desconocidos contra el consulado de Venezuela, situado en el barrio San José Obrero, cayó sobre el techo de una vivienda vecina abriendo un hueco en el mismo, mientras que la segunda explosión se produjo cerca de una residencia de médicos cubanos, en la vecindario de Equipetrol.

Contreras dijo que son "acciones cobardes" que tratan de hacer ver "una realidad que no es evidente en la ciudad de Santa Cruz y menos en el país", por lo que el gobierno pidió a la policía una "investigación minuciosa" de los sucesos.

El ministro de Gobierno (Interior), Alfredo Rada, comentó que el fuerte discurso pronunciado el pasado viernes por el gobernador de Santa Cruz, Ruben Costas, contra el gobierno y sus aliados, fue un "aliciente" para que se produzcan los atentados de esta madrugada.

Ese día, Costas y los dirigentes cruceños reunieron a miles de personas a las puertas del aeropuerto principal del país, el Viru Viru, para protestar por la ocupación militar dispuesta por el gobierno de Morales y que duró 24 horas.

El gobierno defendió la intervención militar al denunciar que allí había actos de corrupción, aunque luego del retiro de los uniformados, los funcionarios acusados volvieron a sus puestos.

Costas profirió ese día un sinnúmero de insultos y ataques contra los presidentes Chávez y Morales.

"Cuando se realizan invocatorias verbales con la violencia, con el grado de xenofobia que utilizó el prefecto (Costas) el día viernes, las consecuencias suelen ser éstas", dijo Rada.

No obstante, el embajador de Cuba en La Paz, Rafael Dausá, dijo hoy a la radio estatal Patria Nueva que él no quería "especular" sobre si había una relación entre el discurso de Costas y lo sucedido en la madrugada.

"Francamente no quisiera especular sobre este tema. No podría dar ninguna certeza sobre eso. No creo que podamos obligatoriamente establecer una relación con eso", remarcó Dausá.

Sostuvo que se trata de un acto "terrorista de la peor calaña" porque estaba dirigido a una vivienda de médicos cubanos que dan asistencia a la población más pobre de Bolivia.

Según el diplomático, en las últimas semanas han habido varias amenazas contra los médicos cubanos y hace un mes y medio se produjo un primer atentado con una granada de gas lacrimógeno lanzada a otra residencia, aunque no precisó en qué ciudad.

En Santa Cruz se reúnen hoy cinco prefectos (gobernadores) opositores al presidente Morales, uno de los cuales, el de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, calificó las dos explosiones de "autoatentados" organizados por el gobierno.

"Nos preocupan los autoatentados que han hecho en Santa Cruz en el consulado de Venezuela (...). Esa es la lógica y el sello del ministro de la Presidencia (Juan Ramón Quintana). Yo lo conozco perfectamente, esa es su especialidad", dijo el opositor al recordar que Quintana fue oficial del Ejército.