Lunes, 22 de Octubre de 2007

Aumenta en Turquía la animosidad hacia Irak por albergar al PKK

EFE ·22/10/2007 - 13:56h

EFE - Soldados turcos cruzan un río durante una operación militar desarrollada en Hakkari, en la frontera del sureste turco con Irak. EFE

La población turca, con numerosas manifestaciones en el territorio de su país, ha incrementado hoy la presión sobre el Gobierno de Ankara para que envíe a su Ejército al norte de Irak, al tiempo que aumenta la animosidad hacia el país vecino por albergar a la guerrilla del PKK.

En un comunicado, el Estado Mayor confirmó hoy que sus tropas no pueden contactar con ocho soldados desaparecidos en los violentos enfrentamientos acaecidos ayer en la provincia fronteriza de Hakkari con el ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), donde murieron al menos 12 militares turcos.

En la nota se elevó a 34 el número de militantes del PKK muertos, mientras que la agencia pro-kurda Firat citó a fuentes del PKK para informar de los nombres de siete de los ocho turcos desaparecidos, supuestamente capturados por los rebeldes kurdos.

Aysel Tugluk, diputada del kurdo Partido de la Sociedad Democrática (DTP), dijo que su formación hará todo lo posible por la liberación de los soldados, si se les pide.

Mientras el presidente turco, Abdullah Gül, se reunía hoy con los líderes de los partidos políticos, miles de ciudadanos se manifestaban en muchas ciudades y dirigían su ira contra los kurdos de Irak, a quienes responsabilizan de dar cobijo al PKK, que ha sentado bases en el norte iraquí para atentar contra Turquía.

"Estamos en una nueva etapa de nuestra lucha contra el terrorismo. El terrorismo es ahora claramente apoyado por nuestros vecinos. No llamar a la organización (PKK) 'terrorista' es un desafío de la administración del norte de Irak a Turquía",sentenció hoy Deniz Baykal, líder del opositor Partido de la Justicia y el Desarrollo (CHP).

"Turquía tiene uno de los ejércitos más poderosos del mundo. Por supuesto que actuar tendrá un coste, pero el coste de no actuar será mayor", advirtió, tras acusar a los líderes iraquíes Massoud Barzani y Jalal Talabani de "deshonrar" a Turquía y propiciar "una guerra encubierta, dirigida contra nosotros y ejecutada a través del PKK".

Las protestas populares por el asesinato de los soldados turcos continuaban hoy en la plaza de Kadiköy de Estambul y en la de Kizilay de Ankara, donde los manifestantes llegaron incluso a pedir la dimisión del gobierno.

Por su parte, Ahmet Türk, presidente del DTP, insistió en que una operación militar en Irak no resolverá ningún problema.

Türk y la delegación de los nacionalistas kurdos entregó hoy un informe de diez páginas a Gül con un listado de 53 ataques a las sedes de su partido tras las elecciones, y afirmó que ahora es el momento de no excluir a nadie, sino de entenderse entre todos.

Sin embargo, la presión para que se realice una operación transfronteriza e incluso para que sea dirigida no sólo contra el PKK, sino contra la administración kurdo-iraquí, va en aumento y cuenta también con el apoyo de gran parte de la prensa local.

Ertugrul Özkök, editor jefe del diario de gran tirada 'Hürriyet', escribió hoy que Turquía debe decirles a los kurdos de Irak que deben elegir entre ser los vecinos o los enemigos de Turquía.

"Si eligen ser los enemigos escudándose en Estados Unidos... entonces a partir de ese momento nuestras pistolas apuntarán a (Massoud) Barzani (jefe del gobierno de autonomía kurdo en el norte de Irak),... nuestro objetivo será convertir el sueño kurdo en la pesadilla turca", amenazó.

Algunos generales retirados dijeron que de hecho la operación transfronteriza ya está en marcha y el Estado Mayor informó de que un batallón mantuvo combates contra el PKK "al sur del punto atacado", lo que significa ya en territorio de Irak.

No obstante, el ministro turco de Exteriores, Ali Babacan, aseguró hoy en Kuwait que Ankara intentará solucionar la crisis por la vía diplomática, aunque sin descartar la solución militar.

"Abogamos por toda solución no militar, a través de la vía diplomática y el diálogo, para poner fin a la tensión en nuestra frontera con Irak por los atentados terroristas de los rebeldes del PKK contra el Ejército turco desde el norte iraquí", dijo Babacan.

Por otro lado, el presidente iraquí, Jalal Talabani, dijo que el PKK anunciará hoy un alto el fuego ante el Gobierno turco.

"El PKK declarará esta noche que cesará sus actividades", aseguró el presidente iraquí, según informó la agencia de noticias Firat.