Lunes, 22 de Octubre de 2007

España contamina casi tres veces más de lo que se puede permitir

Harían falta seis hectáreas para cubrir las necesidades de cada habitante, pero sólo tenemos dos. España era en 2005 un 34% más insostenible que en 1995.

 

AGENCIAS ·22/10/2007 - 16:59h

España consume 2,6 veces más recursos que su capacidad biológica, según el informe "La huella ecológica como elemento de valoración integrada de la sostenibilidad del desarrollo", que hoy se presentó en el Ministerio de Medio Ambiente.

Según el informe, la huella ecológica de España es de 6,40 hectáreas por habitante, lo que significa que hacen falta 6,40 hectáreas para producir los recursos que cada habitante consume en la actualidad. Sin embargo, la biocapacidad de nuestro territorio es de 2,43 hectáreas por habitante, lo que significa que haría falta 2,6 veces nuestra biocapacidad para soportar nuestro nivel de consumo y contaminación actuales.La situación es tanto más grave, cuanto que esta relación aumentó un 34% entre 1995 y 2005.

Si la relación huella/biocapacidad (lo que podríamos definir como un índice de sostenibilidad) es mayor que 1 (la de España es de 2,6), ello implica que "la biocapacidad de ese territorio es deficitaria y tiene que importar recursos del exterior", según explicó el secretario general para la Biodiversidad, Antonio Serrano. Cuando es menor que 1, la biocapacidad es excedentaria.

Lo peor, el urbanismo 

En general, los peores índices los registran aquellas regiones sometidas a más actividades urbanísticas: Madrid consume y contamina casi 20 veces más; Canarias, 10 veces más; la Comunidad Valenciana, 7; Cataluña, 6; Baleares, 5,7; País Vasco, 5,4; Murcia, 3,9; Andalucía 2,8 ; Asturias, 2,3; La Rioja, Cantabria y Navarra, 1,6; Galicia 1,5; y Aragón, 1,1. Sólo las regiones tienen un valor por debajo de 1 reflejan un desarrollo sostenibles y están son las menos pobladas: Castilla-La Mancha y Extremadura, con 0,8; y Castilla y León, con 0,7.

Respecto a las variaciones en la última década, la que más a empeorado sus niveles es Baleares, que crece un 55 por ciento. Sólo Cantabria, Asturias y La Rioja, han disminuido la diferencia entre lo que pueden consumir y contaminar y lo que efectivamente hacen, mientras que el País Vasco se mantiene en los mismos niveles de hace diez años y el resto de comunidades han aumentado sus diferencias.

Serrano puso de manifiesto la clara relación que existe entre la insostenibilidad y la urbanización (que representa una pérdida de biodiversidad). Los territorios más insostenibles son los que tienen "una superficie más urbanizada y mucho suelo potencialmente urbanizable y, por tanto, fuertes crecimientos previsibles en esa urbanización y en la correspondiente huella ecológica".

El mundo desarrollado se come tres cuartas partes  

A escala mundial, la relación huella ecológica/biocapacidad en 1960 era de 0,6, mientras que en 2002 era de 1,3 y con previsiones de seguir aumentando. Es decir, hacen falta 1,3 planetas para soportar nuestras necesidades de consumo de recursos y de contaminación actuales. Estados Unidos, Europa, Japón, India y China consumen el 75 por ciento de la biocapacidad de la tierra.