Lunes, 22 de Octubre de 2007

Rajoy critica subida del SMI y promete un plan de mejora de la competitividad

EFE ·22/10/2007 - 16:22h

EFE - El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha afirmado hoy que ve posible subir a 800 euros el salario mínimo en 2012. EFE

El presidente del PP, Mariano Rajoy, criticó hoy la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que dijo puede afectar a la inflación y frenar la creación de empleo, y prometió un Plan de mejora de la Competitividad para una mayor adaptación española a las exigencias de la globalización.

El líder de la oposición intervino hoy en el décimo Congreso Nacional de la Empresa Familiar, donde aseguró que, si gana las elecciones, llevará a cabo un proyecto "unitario y de futuro" con el que se regrese a los "grandes consensos nacionales" y "básicos" que en su opinión ha roto el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Para Rajoy, España afronta un momento de "incertidumbres políticas y económicas" que sólo se podrán superar con un Gobierno "serio" y que preste atención a lo importante, mientras "no se discuta lo esencial".

En este sentido, aseguró que su principal prioridad en 2004 era la mejora de la productividad y competitividad de la economía española, pero tras la victoria del PSOE la agenda la marcó el Gobierno, que prefirió centrar el debate en cuestiones que "ya estaban resueltas".

Entre estas cuestiones se refirió al ser de España, la estabilidad de la Monarquía parlamentaria, la "memoria fraticida" de la guerra civil o la "negociación del futuro de España" con una organización terrorista.

Lo que hace falta, dijo, es solvencia política, seguridad jurídica, confianza económica, capacitación técnica, una red de infraestructuras adecuadas al mundo actual, más competencia, más productividad, más flexibilidad y mejor imagen exterior "si no queremos que España pierda muchos puestos en el mundo de la globalización".

En su intervención, Rajoy criticó al presidente del Gobierno por haber anunciado ayer en un mitin electoral la subida del Salario Mínimo Interprofesional acordada con los sindicatos, una medida que además criticó por considerar que "puede afectar a la inflación" y a la "creación, o mejor dicho no creación de empleo".

Ante más de 600 empresarios, el presidente del PP señaló que la subida del salario mínimo -que Zapatero prometió llegará a los 600 euros en 2008 y a los 800 en esta legislatura- es algo "muy serio" que se tiene que "estudiar" con detenimiento antes de tomar una decisión al respecto.

El líder de la oposición también criticó el contenido de los presupuestos del Estado para 2008, que tildó de "lisa y llanamente electoralistas" y de los que criticó el "absolutamente injustificado" aumento del gasto público.

En un momento de "incertidumbres" como el actual, señaló, el aumento del gasto debería ser menor, sobre todo porque se han endurecido las condiciones financieras de las familias y se están reduciendo las previsiones de crecimiento desde todos los ámbitos, y "ya nadie comparte" las estimaciones hechas por el Gobierno, que insiste en un aumento del PIB del 3,3 por ciento para el año que viene.

Mariano Rajoy también aludió al problema de las infraestructuras en Cataluña, con el que, dijo, las administraciones están "abofeteando" a los ciudadanos, y consideró que es "más anticatalán el que no es capaz de hacer que funcionen los servicios públicos fundamentales".

El presidente del PP insistió ante los empresarios en su compromiso de volver a una política de consensos, y puso los Pactos de la Moncloa -de cuya firma se cumplen 30 años el próximo día 25- como ejemplo de acuerdo entre las formaciones políticas, que fueron "capaces" de dejar a un lado sus intereses electorales para poder encauzar una situación muy grave de la economía española.

También sobre el necesario diálogo político habló en la inauguración de este congreso el presidente del Instituto de Empresa Familiar, Joan Roig.

Roig -presidente de Mercadona- reclamó a los partidos políticos que pongan fin a la "excesiva tensión política" para avanzar en la construcción de un marco de crecimiento y desarrollo que "contribuya al bienestar general de la sociedad.

Consideró en cualquier caso que "hay razones para ser moderadamente optimistas" respecto a la evolución de la economía y al crecimiento de los próximos meses, como lo muestran los datos de creación de empleo, inflación, gasto, inversión en bienes de equipo o los buenos resultados de las empresas.

El décimo Congreso Nacional de la Empresa Familiar contará esta tarde con la presencia del ex vicepresidente estadounidense y premio Nobel de la Paz Al Gore, cuya intervención será restringida -sin la presencia de los medios de comunicación- por deseo del conferenciante.