Lunes, 22 de Octubre de 2007

El dispositivo de transporte se reforzará con las líneas interurbanas del Baix Llobregat

EFE ·22/10/2007 - 09:18h

EFE - Viajeros de un tren Euromed procedente de Valencia y con destino Barcelona esperando a los autobuses lanzadera en la estación de Tarragona. EFE

El dispositivo especial para afrontar los cortes de Cercanías se reforzará a partir de mañana con el incremento del servicio de tres líneas que conectan el Baix Llobregat y la creación de una nueva desde Gavà hasta Cornellà, en un intento por acortar los largos trayectos de los afectados.

Esta medida ha sido aprobada hoy por la Entidad Metropolitana del Transporte (EMT) tras hacer un primer balance del funcionamiento del plan de transporte alternativo establecido para garantizar la movilidad a las más de 100.000 personas que se han quedado sin servicio de Cercanías en las líneas C-2 y C-10, como consecuencia de los problemas en las obras del AVE.

La regidora de Movilidad del ayuntamiento de Barcelona, Assumpta Escarp, ha explicado en conferencia de prensa que el objetivo es intentar acercar a los viajeros del Baix Llobregat y el Garraf hacia el Metro, medio que permitirá que accedan a Barcelona "lo más rápido posible".

El Metro, que ha incrementado sus frecuencias de paso, permite asumir a 900 pasajeros cada 2,38 o 2,50 minutos, según ha recordado Escarp.

De hecho, los principales problemas registrados en el primer día de la puesta en marcha del plan de transporte se han registrado esta mañana en Gavà, donde se han podido ver largas colas de viajeros para subirse a los autobuses que los llevan hasta Barcelona, y desde donde deben continuar en muchos casos sus trayectos hacia otras poblaciones por otros medios.

En concreto, EMT ha decidido reforzar las dos líneas de autobús Gavà-Cornellà incrementando su frecuencia y dejando a los viajeros frente a la parada de la línea 5 del Metro, mientras que intensificará también el servicio de la línea que une El Prat y Bellvitge, que pasará cada 10 minutos en lugar de hacerlo cada 20.

Además, se creará una línea nueva, la L-83, que realizará el trayecto Gavà norte-Viladecans-Sant Boi y Cornellà.

El ayuntamiento de Barcelona ha pedido además al Servicio Catalán de Tráfico, que depende de la Generalitat, que instale un carril preferente para autobuses desde Gavà a la C-31 ante el convencimiento de que debe priorizarse el transporte público.

Para facilitar la atención a los usuarios habituales de Renfe que utilizan ahora la avenida María Cristina de Barcelona a la manera de una gran estación provisional, el ayuntamiento ha pedido a la compañía ferroviaria que instale una oficina que pueda, por ejemplo, entregar justificantes de retrasos para quien lo solicite.

Escarp ha asegurado que, de momento, la posibilidad de realizar trayectos por mar, como habían solicitado algunos alcaldes del Baix Llobregat, no se contempla.