Lunes, 22 de Octubre de 2007

Cercanías registra entre el 12-16% menos de pasajeros y la línea FGC un 20% menos

EFE ·22/10/2007 - 09:18h

EFE - Viajeros de un tren Euromed procedente de Valencia y con destino Barcelona esperando a los autobuses lanzadera en la estación de Tarragona. EFE

El servicio de autocares alternativo puesto en marcha debido al corte de dos líneas de Cercanías y una de los Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) ha registrado hoy un descenso de entre un 12 y un 16% en el primer caso y de un 20% en el segundo, respecto a la ocupación media habitual de los trenes.

Según han informado el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, y el secretario de Movilidad de la Generalitat, Manel Nadal, el servicio de transporte de alternativo puesto en marcha para transportar a los pasajeros afectados por el corte de las líneas de Cercanías C-2 y C-10 y la de Anoia-Llobregat de los FGC ha funcionado "razonablemente bien", pese a que Morlán ha pedido disculpas por el funcionamiento del servicio de información.

Sin embargo, Morlán ha pedido disculpas porque muchos ciudadanos "habrán estado molestos" al no estar "perfectamente informados" debido a la manera en que se ha tenido que llevar a cabo el servicio alternativo de transporte, y ha dicho que esperan mejorarlo.

Hasta las 11.00 horas de hoy, el corte de las líneas de Cercanías ha afectado a 68 trenes que cubren este servicio y a 19.935 viajeros, que han sido transportados en autobús.

El tiempo medio de recorrido entre Gavà y Plaza España ha sido de 50 minutos -con siete minutos de tiempo medio de transbordo y máximo de 12 minutos-, mientras que entre Plaza España y Gavà el trayecto ha durado 25 minutos.

En cuanto a los trenes de media distancia, entre Sant Vicens de Calders y Barcelona, se han sustituido 15 trenes, en los que se han transportado 4.085 personas, con un tiempo medio de transbordo de 10 minutos y un tiempo máximo de 15 minutos.

El corte de Cercanías ha afectado a siete trenes de larga distancia y a 1.237 viajeros, que han viajado en 26 autobuses desde Tarragona, adonde llegaban los convoyes.

Manel Nadal ha reconocido el "esfuerzo" que han hecho los ciudadanos y su "comportamiento cívico" y ha dicho que los pasajeros en la línea de FGC Anoia-Llobregat se han reducido hoy en un 20% hasta las 11.00 horas, y que el servicio de autobuses entre Vilanova y Sitges se ha triplicado y duplicado el servicio habitual entre Igualada y Barcelona.

Tras la reunión del Centro de Coordinación de Operaciones Ferroviarias (Cecof), se han anunciado nuevas medidas para mejorar el operativo de transporte alternativos, como el refuerzo de autobuses entre Gavà y Cornellà y entre El Prat y Gran Vía y la puesta en marcha de una nueva vía que conecte Gavà y Cornellà para descongestionar los transbordos en Gavà.

Nadal ha descartado, por el momento, transportar pasajeros por mar, según propusieron ayer algunos alcaldes debido a que el barco que hay disponible tardaría una hora en realizar el trayecto Vilanova-Barcelona y sólo tendría capacidad para transportar a 300 viajeros ya que el puerto de Vilanova no permite barcos de gran eslora y "no mejoraría de manera significativa el dispositivo en marcha".

El cuarto teniente de alcalde de Barcelona, Ramón García Bragado, ha señalado que el principal desconcierto de los viajeros ha ocurrido al llegar a Sants y darse cuenta de que tenían que ir hasta Plaza de España para coger un autobús.

Esta mañana se han incorporado 110 personas al servicio normal de información de Renfe y al mediodía, otras 40 personas más.