Lunes, 22 de Octubre de 2007

Los kosovares insisten en la independencia y en terminar las negociaciones en diciembre

EFE ·22/10/2007 - 16:57h

EFE - El líder albano-kosovar, Hashim Thaci, conversa con los medios a su llegada al Ministerio de Asuntos Exteriores de Viena, para conversar sobre Kosovo. EFE

Los líderes albano-kosovares insistieron hoy en Viena en la independencia al inicio de una nueva ronda de negociaciones sobre el futuro estatus de Kosovo y recalcaron que las conversaciones con Serbia no deben prolongarse más allá del 10 de diciembre próximo.

Skender Hyseni, destacado miembro de la delegación kosovar, dijo ante la prensa que "el período de negociaciones debería terminar con un informe al secretario general de la ONU el 10 de diciembre (y) confiamos en ese compromiso de la comunidad internacional".

Agregó que Kosovo no va a renunciar a ser independiente y convertirse en un nuevo miembro de Naciones Unidas, lo que calificó de "indispensable" y de algo que "no puede ser canjeado por nada".

También el ex guerrillero y hoy líder de la oposición kosovar Hashim Thaci manifestó que después del 10 de diciembre Pristina espera una decisión sobre la independencia con un "reconocimiento cualitativo" de su soberanía.

Los primeros en reunirse hoy con la "troika" internacional de mediación, compuesta por la Unión Europea (UE), Estados Unidos y Rusia, fueron los albano-kosovares, liderados por el presidente, Fatmir Sedju, y el primer ministro, Agim Ceku.

Luego fue el turno de la delegación serbia, encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores, Vuk Jeremic, y el ministro para Kosovo, Slobodan Samarzic.

Por la tarde estaba previsto un encuentro "cara a cara" entre las partes enfrentadas, bajo mediación de la troika.

Previo a las conversaciones de hoy, los mediadores entregaron a las delegaciones un documento de trabajo de 14 puntos, que refleja las posiciones defendidas hasta ahora por ambas partes.

El mediador europeo, el alemán Wolfgang Ischinger, dijo hoy que el documento es un intento de llevar las conversaciones "de eslóganes hacia más sustancia".

"Hemos iniciado una nueva fase en nuestro esfuerzo por conseguir una posible solución del estatus", manifestó el diplomático alemán, aunque agregó que estaría "muy sorprendido" si el asunto fuera fácil de solucionar.

A su vez, expresó su esperanza de que "hoy se puedan hacer verdaderos avances" en las conversaciones, que tienen un plazo máximo hasta el próximo 10 de diciembre, para cuando se espera entregar un informe al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Los albano-kosovares desean la independencia, mientras que Serbia propone un máximo de autonomía, pero en ningún caso la soberanía de su sureña provincia, habitada por un 90 por ciento de albaneses independentistas.

El documento de la troika, filtrado a la prensa el pasado fin de semana, destaca que no debería haber presencia física alguna de Serbia en Kosovo, al tiempo que la provincia tampoco debería obtener la independencia.

Pero Kosovo tendría cooperación propia con las instituciones financieras internacionales y el proceso de integraciones euro-atlánticas de las dos partes se desarrollaría por separado.

También se prevé continuar la presencia internacional civil y militar en Kosovo, según ese documento.

Según la agenda de trabajo de hoy, las reuniones durarán hasta las 17.00 horas (15.00 GMT) y por ahora sólo la delegación kosovar ha anunciado una posterior rueda de prensa.

Este nuevo ciclo de conversaciones se inició después del bloqueo ruso en el Consejo de Seguridad de la ONU de una propuesta de independencia tutelada para Kosovo, elaborada por el anterior mediador internacional, el finlandés Martti Ahtisaari.