Lunes, 22 de Octubre de 2007

Los diputados mantienen la esperanza de elegir al nuevo presidente de Líbano

EFE ·22/10/2007 - 12:29h

EFE - La sesión parlamentaria que deberá elegir a un nuevo presidente de Líbano, prevista para mañana, ha sido pospuesta hasta el 12 de noviembre. Los diputados tienen de plazo hasta el 25 de noviembre para elegir un sucesor al actual presidente, Emile Lahud, en la imagen. EFE

Los diputados libaneses no pierden la esperanza de alcanzar un consenso sobre el próximo presidente del país, pese a que hoy se hizo oficial un nuevo aplazamiento de la sesión parlamentaria que deberá elegir al sucesor de Emile Lahud.

"Soy optimista, y espero que los encuentros entre el presidente (del Parlamento, Nabih) Berri y el diputado (de la mayoría) Saad Hariri den resultados", dijo a Efe Nawuar Sahili, parlamentario del grupo chií Hizbulá.

El legislador agregó que "el único medio para salir de la crisis es el consenso. Si no se logra la mayoría, habrá que asumir las consecuencias".

En una primera vuelta, el nuevo presidente debería resultar elegido por una mayoría de dos tercios de la Cámara, como reclama la oposición, encabezada por Hizbulá. Si no se alcanza este consenso, se pasaría a necesitar una mayoría absoluta para designarlo.

En opinión de Sahili, es positivo que se haya pospuesto la reunión para dar más tiempo a un acuerdo.

El presidente del Parlamento ha pospuesto hasta el próximo 12 de noviembre la reunión prevista para mañana en la que los diputados debían escoger al presidente que sucederá a Emile Lahud, cuyo mandato expira el 24 de noviembre.

El de hoy es el segundo aplazamiento de la elección presidencial, después de que ya se hubiese cancelado el pasado 25 de septiembre.

Por su parte, los miembros de la mayoría parlamentaria, a la que pertenece el actual primer ministro, Fuad Siniora, se muestran escépticos respecto a la posibilidad de un consenso.

"Se están desplegando esfuerzos para llegar a un acuerdo, pero hasta ahora no se puede decir que haya signos positivos", aseguró a Efe el diputado de la mayoría parlamentaria Elias Atallah, en alusión a los encuentros entre Berri y Hariri y a las negociaciones del patriarca de los cristianos maronitas, Nasarala Sfeir.

Sfeir, la mayor autoridad cristiana en el Líbano, instó ayer a los diputados a que "realicen un examen de conciencia conforme a su deber y que piensen sólo en el futuro del país".

El prelado está llevando a cabo una serie de encuentros con los diputados de la comunidad maronita, de la cual debe salir el presidente del país, tal y como estipula el sistema de reparto confesional recogido por la Constitución.

"Hasta ahora no hay signos claros de que se llegue a un compromiso aceptable que respete los intereses de la patria", agregó Atallah, quien acusó a Siria e Irán de actuar en contra de un acuerdo inter-libanés.

El diputado expresó, por otra parte, su temor a que continúen los atentados contra los miembros de la mayoría, seis de ellos asesinados desde 2005.

Por su parte, la parlamentaria Solange Gemayel afirmó que estaba previsto que se retrasase la votación hasta noviembre, porque en caso contrario habría sido un fracaso al no lograr el quórum suficiente.

"Se ha dejado más tiempo para la negociación, pero no estoy segura de que vaya a concluir de forma positiva", dijo a Efe Gemayel.

El Líbano corre el peligro de tener dos gobiernos paralelos si el Parlamento no elige un sucesor de consenso para el presidente Lahud.