Lunes, 22 de Octubre de 2007

El cierre de una línea de Ferrocarrils durante dos meses empeora la situación en Barcelona

La Generalitat acaba de anunciar la medida, que ocasionará aún más molestias a los usuarios del transporte metropolitano de Barcelona

PÚBLICO.ES ·22/10/2007 - 13:51h

Viajeros obligados a coger un autobús en Tarragona par seguir viaje hasta Barcelona. EFE

El secretario de Movilidad de la Generalitat, Manel Nadal, anunció hoy que la línea de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) afectada por las obras del AVE desde el sábado mantendrá parado su tramo Europa Fira-Avinguda Carrilet "un mínimo de dos meses", porque "la prioridad es restablecer el servicio de Cercanías", que tiene más del doble de usuarios que FGC. 

En rueda de prensa tras reunirse el Centro de Coordinación de la Operación Ferroviaria (Cecof), Nadal explicó que el tramo afectado de FGC tiene "menos de la mitad de pasajeros que Cercanías, y además tienen el Metro como alternativa".

Menos usuarios en los autobuses alternativos 

El servicio de autocares alternativo puesto en marcha debido al corte de dos líneas de Cercanías y una de los Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) ha registrado hoy un descenso de usuarios. De entre un 12 y un 16% en el primer caso y de un 20% en el segundo, respecto a la ocupación media habitual de los trenes. 

Según han informado el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, y el secretario de Movilidad de la Generalitat, Manel Nadal, el servicio de transporte de alternativo puesto en marcha para transportar a los pasajeros afectados por el corte de las líneas de Cercanías C-2 y C-10 y la de Anoia-Llobregat de los FGC ha funcionado "razonablemente bien", pese a que Morlán ha pedido disculpas por el funcionamiento del servicio de información.

Hasta las 11.00 horas de hoy, el corte de las líneas de Cercanías ha afectado a 68 trenes que cubren este servicio y 19.935 viajeros, que han sido transportados en autobús. Entre Sant Vicens de Calders y Barcelona ha afectado a 4.085 personas y han tenido que sustituirse quince trenes, mientras que la larga distancia ha afectado a siete trenes y los 1.237 viajeros que viajaban en ellos han tenido que ser traslados desde Tarragona a Barcelona en 26 autobuses.

Noticias Relacionadas