Lunes, 22 de Octubre de 2007

La línea 1 del Metro de Barcelona registra un gran incremento de los usuarios afectados por el corte de Cercanías

EFE ·22/10/2007 - 09:18h

EFE - Viajeros de un tren Euromed procedente de Valencia y con destino Barcelona esperando a los autobuses lanzadera en la estación de Tarragona. EFE

La línea 1 del Metro de Barcelona ha registrado hoy un gran incremento de viajeros de Renfe afectados por el corte de dos líneas de Cercanías durante las horas punta de esta mañana, un flujo que se ha debido regular en algunas estaciones con itinerarios marcados con flechas y carteles.

Fuentes de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) han explicado hoy que las estaciones que han absorbido esta mañana una gran cantidad de personas afectadas por los cortes de Cercanías han sido, sobre todo, la de la avenida Carrilet y Bellvitge, en l'Hospitalet de Llobregat, Fabra i Puig y Sant Andreu, de la línea 1, y también la de la Plaza de España, que cuenta con paradas de las líneas 1 y 3.

Estas estaciones son el principio y final de las líneas de tren reestructuradas y de los autobuses alternativos habilitados ante el cierre de las líneas de tren C-2 y C-10 por el corrimiento de tierras que se produjo este fin de semana cerca de la estación de Sants de Barcelona.

Ante la gran afluencia de personas en las horas punta de hoy, los responsables de metro han regulado itinerarios diferenciados de entrada y de salida de las estaciones de avenida Carrilet, Fabra y Puig y Plaza España de la Línea 1 con flechas en las paredes y carteles, para facilitar el acceso al metro.

Las mismas fuentes han indicado que la frecuencia de los convoyes se ha incrementado hasta el máximo permitido, que es de tres minutos o tres y medio entre metro y metro, y aún así los trenes iban llenos esta mañana.

Las máquinas validadoras del metro se han preparado para reconocer los billetes de Renfe, por lo que los usuarios han podido acceder desde los autobuses sustitutos hasta el metro sin pagar un nuevo billete.

No obstante, algunas máquinas han debido ser reprogramadas ya que no reconocían los billetes de Renfe, si bien esta situación se ha solucionado hacia las 10.00 horas, según fuentes de TMB, que han indicado también que el personal de metro está autorizado a dejar pasar a los usuarios que enseñan su billete de tren.